Foto: Matías García

Los de Lucas Victoriano no mostraron ninguna grieta y lograron llevarse con contundencia el segundo juego de las finales por 91 a 84, para poner la definición 1 a 1. Pero ¿Dónde estuvieron las claves de La Gloria?

Martín Cuello se destapó y fue la máxima figura del encuentro, completando una planilla bestial con 30 puntos (4/6 2p + 4/6 3p + 10/10 1p), 4 rebotes y 1 asistencia, totalizando 32 de valoración 33:21 minutos.

Nicolás Romano, el mejor nacional de la Fase Regular de la competencia, fue otro de los que tuvo un rol fundamental, finalizando con doble doble: 16 puntos (2/4 2p + 3/7 3p + 3/4 1p), 11 rebotes, 2 asistencias y 1 recupero en 30:09 minutos, totalizando 21 de valoración.

Artículo anterior¡Los Celtics se llevaron el J1 de las Finales!
Artículo siguienteCon Fjellerup como figura, el Girona clasificó al F4