Foto: Germán Ruiz

¡Y Córdoba sigue de festejo! A 24 horas de la consagración de Instituto en la Liga Nacional, Independiente de Oliva le puso el broche de oro a una temporada maravillosa, llevándose el tercer juego de las finales en el ascenso del básquet argentino, y asegurándose su lugar para la próxima edición de la LNB.

Salvador Giletto fue la máxima figura del conjunto visitante, completando una planilla espectacular con 24 puntos (con 8/14 en tiros de campo), 9 rebotes, 5 asistencias y 1 robo, totalizando 29 de valoración. Joaquín Noblega colaboró con 17 unidades (5/10 TC), además de 7 tableros y 2 pases gol, mientras que Lucio Reinaudi completó el tridente ofensivo más importante, con 11. Gracias a su gran tarea en las tres presentaciones de esta gran final, este último terminó llevándose el premio al MVP de la definición.

En los locales, Rafael Banegas fue el máximo anotador con 21 puntos 8 (con 7/9 en tiros de campo), escoltado por los 20 que sumó Agustín Brocal, que además repartió 5 asistencias. Viniendo desde la banca, Ángel Arévalo colaboró con 11 tantos.

El equipo dirigido por González mostró una identidad de juego a lo largo de toda la temporada, y pudo volver a plasmarlo en esta definición, incluso con la ausencia de Fernando Martina, quien había sido un pilar fundamental para el plantel cordobés. En su primer año en esta categoría se consagró campeón del Super 8 en Capital Federal, y ahora cierra con un broche de oro un año de sueños.

¡La Liga Nacional los espera!

Artículo anteriorArgentina no pudo contra Canadá e irá contra Colombia por el pase al Mundial
Artículo siguienteArgentina se recuperó y sumó su primera victoria en el FIBA Américas