Foto: Marcelo Endelli

El equipo comandado por Néstor García aprovechó una nueva mañana en el Polideportivo Roberto Pando para prepararse de cara a una nueva etapa en las ventanas FIBA, buscando la clasificación al mundial de 2023. Los albicelestes, que tuvieron altas y bajas en el encuentro, terminaron siendo superiores a los Charrúas y se llevaron el encuentro 74 a 67. El lunes ya emprenderán viaje, para afrontar los desafíos ante Venezuela y Panamá.

En el amanecer del encuentro, los albicelestes volvieron a destacarse bajo la conducción de Facundo Campazzo, que no solo se encargo de anotar, sino también de repartir el juego, encontrando a Carlos Delfino o Leandro Bolmaro, que no tuvieron inconvenientes en sumar desde los distintos sectores de la cancha.

El goleo de la Selección, a diferencias de lo sucedido en el juego del sábado, fue mucho más repartido. Lancha y el de Las Varillas terminaron como los máximos anotadores, con 12 puntos cada uno, mientras que Patricio Garino colaboró con 11 unidades. Facundo Campazzo terminó como el máximo asistidor, repartiendo cinco pases gol.

En cuanto a la rotación, los únicos que no vieron acción en el encuentro fueron Juan Francisco Fernández y Franco Giorgetti. En las próximas horas se espera que pueda haber una comunicación oficial informando la cantidad de jugadores que viajarán a Venezuela.

Artículo anteriorCentauros de Venezuela se refuerza con Martín Fernández
Artículo siguienteYa están los 12 jugadores para enfrentar a Venezuela y Panamá