Florencia Chagas será una de las referencias exteriores del Kutxabank Araski. La base argentina llega a Vitoria-Gasteiz procedente del Magnolia La Molisana Campobasso italiano. Durante la última temporada, Florencia ha promediado 7,6 puntos, 2,5 rebotes y 1,7 asistencias en liga y 9,5 puntos, 3 rebotes y 2 asistencias en la Eurocup. Además, Chagas es una habitual de las convocatorias de la selección argentina desde categorías inferiores hasta la absoluta.

La directora de juego argentina (27/06/2001) empezó su carrera en Casa de Padua. Tras destacar en este club, Florencia Chagas pasó por Vélez, Indios de Moreno y Berazategui. Su talento no pasó desapercibido tras conseguir el MVP del All Star en un campus internacional en Bahamas. Esto provocó que Chagas recibiera ofertas de varias universidades de Estados Unidos, pero la argentina eligió a Italia para desarrollarse y crecer como jugadora.

Familia Schio apostó por Chagas en el verano 2018. Durante su primera temporada en Italia, Florencia alternó el primer equipo con el junior. Pero al año siguiente, la argentina ya disputó minutos en la Serie A1 y en la Euroliga. Su crecimiento siguió en el Use Scotti Rosa Empoli italiano dónde destacó con 9,2 puntos y 3,2 rebotes por encuentro. Esa proyección de Florencia Chagas llamó la atención de Indiana Fever que la seleccionó en el número 31 del Draft de 2021. Sin embargo, todavía no ha debutado en la WNBA.

Ahora, la nueva jugadora del Kutxabank Araski afronta un nuevo reto antes de llegar a Vitoria-Gasteiz. Florencia Chagas jugará en la liga de Nueva Zelanda defendiendo la camiseta del Tokomanawa Queens.

Nota: Prensa Araski

Artículo anteriorFranco Balbi, otro nombre para Boca
Artículo siguienteQuimsa mantiene a su capitán