Foto: Jeff Bottari/NBAE via Getty Images

El segundo partido de Luca Vildoza con Milwaukee en la Summer League pasó y dejó mucha tela para cortar. Entre lo más destacado está: Su fluidez ofensiva, buenos números en defensa y un golpazo que se llevó el argentino.

En defensa, Luca tuvo 3 primeros cuartos tan buenos cómo difíciles de explicar. ¿Por qué es difícil de explicar? Porque no hizo nada particularmente destacable a la hora de marcar, pero -de 8 ataques de Boston en los que participó Vildoza- solo 2 terminaron en puntos.

En el último cuarto su efectividad bajó abruptamente con 3 anotaciones del rival en 3 oportunidades.

En lo ofensivo pasó casi lo contrario. Si bien su producción en ataque fue considerablemente buena a lo largo de todo el partido, en el último cuarto -y paradójicamente, después de un duro golpe en la cabeza- Vildoza pareció encontrar su juego.

El argentino participó activamente en 17 jugadas de ataque. Esas ocasiones se dividieron en 8 anotaciones, 4 habilitaciones de Luca no terminadas en puntos y 5 errores de Vildoza (4 fallos y 1 pérdida).

Los minutos que jugó y los puntos que generó, están dándole la confianza que necesita para conseguir un lugar en el equipo. Su buen criterio gusta en Milwaukee, pero si a eso le agregamos la efectividad y las anotaciones que está consiguiendo, el argentino se puede convertir en una pieza atractiva para cualquier franquicia.

Nota: Manu Pérez
Instagram: Manuperez_24
Mail: manuelignacio_p@hotmail.com

Artículo anteriorSegunda presentación para Luca Vildoza
Artículo siguienteEl Jazz venció con lo justo a Dallas