El jugador de Atlanta Hawks estuvo presente en la Pro-Am League en Seattle -una exhibición organizada por Jamal Clawford- y dejó un mensaje de empatía para sus compañeros de la NBA. 

«A mis hermanos de la NBA. Si eres un hombre saludable y ama el deporte, vengan a estos juegos para que estos niños y personas que no pueden permitirse el lujo de vernos, puedan hacerlo ¡GRATIS! ¡¡¡¡¡No somos demasiado grandes para esa M***!!!!!».

Murray creció en Seattle -lugar donde se desarrolló la exhibición- rodeado de muchas carencias y marcado por la marginalidad económica. En más de una oportunidad aseguró haber vivido cosas terribles e incluso sostiene que si bien hay muchas historias de infancias complicadas dentro de La NBA, ninguna se compara a la de él, pero todavía no sabe cómo contar sus experiencias.

«Lo habitual en el barrio era ser arrestado, traficar y morir», aseguró el ex Spurs y continuó: “Estoy intentando descubrir cómo contar mi historia. Todavía no estoy preparado para hacerlo».

Lógicamente, Murray quiso cumplir el sueño a muchas personas de Seattle de ver a jugadores profesionales de la liga norteamericana de básquet, pero su vivencia no quedó ahí. Sacó chispas en la cancha, ayudó a difundir el evento y generó polémicas con una jugada.

«Su cabeza y sus manos estaban demasiado cerca de mi SH* ¡Retrocede TF Up!», bromeó el jugador en sus redes sociales por esa respuesta a la marca del rival.

Dejounte se divirtió e hizo divertir. Sus 39 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias quedan en un quinto lugar tras su mensaje de empatía mezclada con conciencia de clases.

Nota: Manu Pérez
Instagram: Manuperez_24
Mail: manuelignacio_p@hotmail.com

Artículo anterior¡Argentina es semifinalista sudamericana!
Artículo siguienteEl Verde fortalece la pintura con un extranjero