BOSTON - 1968: Bill Russell #6 of the Boston Celtics (Photo by Dick Raphael/NBAE via Getty Images)

La Asociación Nacional de Baloncesto (NBA) y la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto (NBPA) anunciaron hoy que honrarán la vida y el legado del 11 veces campeón de la NBA y pionero de los derechos civiles Bill Russell al retirar permanentemente su número de uniforme, el 6, en todo la Liga. El icónico miembro del Salón de la Fama del Baloncesto Naismith Memorial será el primer jugador en retirar su número en toda la NBA.

“El éxito sin precedentes de Bill Russell en la cancha y el activismo pionero de los derechos civiles merecen ser honrados de una manera única e histórica”, dijo el comisionado de la NBA, Adam Silver. «Retirar permanentemente a su No. 6 en todos los equipos de la NBA garantiza que la trascendente carrera de Bill siempre sea reconocida».

“Este es un honor trascendental reservado para uno de los mejores campeones que jamás haya jugado”, dijo la directora ejecutiva de la NBPA, Tamika Tremaglio. “Las acciones de Bill dentro y fuera de la cancha a lo largo de su vida ayudaron a mejorar generaciones de jugadores y por eso, estaremos eternamente agradecidos. Estamos orgullosos de continuar la celebración de su vida y legado junto a la liga”.

Además de retirar el número de Russell, la NBA rendirá homenaje a la leyenda de los Boston Celtics a lo largo de la temporada 2022-23. Todos los jugadores de la NBA llevarán un parche conmemorativo en el hombro derecho de sus camisetas, y cada cancha de la NBA mostrará un logotipo en forma de trébol con el número 6 en la línea de banda cerca de la mesa del anotador. Los Celtics, para quienes Russell jugó toda su carrera y entrenó, tendrán un reconocimiento único e independiente para él en sus uniformes, que se anunciará pronto.

El número de la camiseta de Russell, que usó durante toda su carrera de 13 temporadas entre 1956 y 1969, no volverá a ser entregado por ningún equipo de la NBA a ningún jugador. Los jugadores que actualmente usan el No. 6 serán protegidos.

Considerado como el máximo ganador y compañero de equipo modelo, Russell transformó el juego con su defensa dominante y su elegante atletismo en la posición de centro. Ganó un récord de 11 campeonatos de la NBA en 13 temporadas, que siguieron a campeonatos nacionales consecutivos en la Universidad de San Francisco (1955 y 1956) y una medalla de oro con el equipo olímpico de baloncesto masculino de EE. UU. (1956). Russell, quien llevó a Boston a ocho campeonatos consecutivos de la NBA entre 1959 y 1966, fue tan sinónimo de éxito que el Premio al Jugador Más Valioso de las Finales de la NBA recibió su nombre en 2009.

Sus innumerables logros incluyeron cinco premios al Jugador Más Valioso de la NBA, 12 selecciones All-Star de la NBA y 11 honores del Equipo All-NBA. Russell fue incluido en los cuatro equipos del aniversario de la NBA (25 , 35 , 50 y 75 ) e incluido en el Salón de la Fama del Baloncesto en 1975. Cuatro veces campeón de rebotes de la NBA, ocupa el segundo lugar en la historia de la liga en rebotes totales. (21.620) y rebotes por partido (22,5) en la fase regular. Los Celtics retiraron su camiseta número 6 en 1972.

El impacto de Russell en la NBA se extendió mucho más allá de sus logros como jugador. En 1966, los Celtics lo contrataron como el primer entrenador en jefe negro en la historia de la NBA y los principales deportes profesionales de EE. UU. Como entrenador en jefe de jugadores, guió a Boston a campeonatos consecutivos de la NBA en 1968 y 1969.

Durante y después de su extraordinaria carrera en el baloncesto, Russell abogó apasionadamente por los valores de igualdad, respeto e inclusión. Marchó por los derechos civiles con el reverendo Martin Luther King Jr. y se mantuvo firme en su creencia de que todas las personas deben ser tratadas con dignidad. Russell recibió la Medalla Presidencial de la Libertad 2010, el honor civil más alto de la nación, por sus hazañas atléticas y su compromiso de por vida con la justicia social.

Link de la nota original: NBA Communications

Artículo anteriorGregorio Martínez: «Estamos muy orgullosos de lo que hicimos»
Artículo siguienteEl día de Sue Bird