Foto: Prensa CAB

El seleccionado argentino llegó el pasado martes a la ciudad de Victoria, capital de Columbia Británica. Canadá será el primer rival de la doble fecha por la cuarta ventana de los clasificatorios FIBA para la Copa del Mundo y el equipo de Néstor García ya prepara lo que se viene.

En su regreso al seleccionado tras los Juegos Olímpicos de Tokio, Gabriel Deck dialogó con Prensa CAB para analizar lo que se tendrá por delante este equipo.
“Estoy bien, muy contento. Tengo muchas ganas e ilusión de afrontar lo que se viene. No nos veíamos hace bastante todos, y cada vez que nos juntamos la pasamos muy bien. Somos una familia. Fue una preparación larga que disfrutamos mucho, ideal para afrontar estos dos partidos de la ventana y la AmeriCup”, señaló con la tranquilidad que lo caracteriza el jugador de 27 años.

La preparación comenzó en Bahía Blanca, continuó por dos semanas en Mar del Plata y previo viaje a tierras norteamericanas el plantel se entrenó en Buenos Aires, en el estadio de Obras Sanitarias.

El Save-On-Foods Memorial de Victoria será el escenario del partido que tendrá su inicio a las 23:40hs (hora Argentina) del jueves 25 de agosto. Acerca de este partido, Tortu apuntó: “Tenemos que hacer bien lo nuestro, enfocarnos en nuestro trabajo. hay que saber cómo juega el rival, pero si hacemos lo nuestro bien siempre tenemos más chances. Sabemos que será un partido duro, muy físico. Ellos tienen grandes jugadores que juegan muy bien”.

El santiagueño es uno de los referentes del equipo del Che García. En una Selección que combina experiencia y juventud, es importante el aporte de cada uno de los que tienen su lugar en cada convocatoria. “Creo que al venir hace tanto tiempo en procesos de selecciones, más allá de lo deportivo creo que aporto con mi experiencia al grupo. Estar en clubes importantes también ayuda. No soy de hablar mucho, todos lo saben, pero intento hablar con mi juego. Como dice Facu (Campazzo), todos ponemos lo mejor de nosotros para que se haga todo más llevadero. Somos un grupo que tira para el mismo lado”, señaló Deck. Y agregó: “Con los más chicos hacemos lo que otras generaciones hicieron con nosotros. Conocemos de qué se trata este camino y les inculcamos esa experiencia”.

Es indiscutible lo que sienten los jugadores por la camiseta celeste y blanca, y Tortuga no le escapa a las emociones. “Cuando estamos en nuestros clubes, esperamos este momento: venir con la Selección y ponernos la camiseta. Es encontrarse con amigos que tal vez no vez durante todo el año para defender la camiseta de tu país. Elegimos estar acá para dar lo máximo de cada uno”, afirmó con contundencia.

Tras el partido ante Canadá, será Bahamas el próximo rival en el encuentro a disputarse el lunes 29 21:40hs en el Polideportivo Islas Malvinas de Mar del Plata. Con entradas agotadas y una fiesta en las tribunas, será también la despedida del equipo argentino antes de la AmeriCup (2 al 11 de septiembre en Recife, Brasil).

Sobre esto, concluyó el jugador del Real Madrid: “Pensando en lo que sigue, jugar en Argentina con nuestra gente y nuestras familias es especial. Se siente otra energía. Lo vamos a disfrutar al máximo y vamos a cargar las pilas para ir de la mejor manera a la AmeriCup”.

Nota: Agustín Luchtenberg

Artículo anteriorBill y Wilt: amor, odio y un curioso contrato
Artículo siguienteLos Lakers se movieron y consiguieron a Pat Beverley