Foto: FIBA

Argentina salió a buscar el partido, con lo mejor que tenía en su repertorio. El quinteto inicial, conformado por Campazzo, Laprovittola, Delfino, Deck y Delía contrastaba con un plantel de Islas Vírgenes que llegaba diezmado (no presentó 12 jugadores) y se vio disminuído por casos de Covid y cuestiones administrativas. La celeste y blanca pareció querer comerse la cancha, a puro bombazo y acciones de uno contra uno se adelantaron en el marcador; pero los de la isla comenzaron a ponerse a punto, llegando a tomar la ventaja en el marcador, aprovechándose de una Argentina que aprovechaba para mover constantemente el banco. Un triple de Facundo sobre la chicharra sentenció el 29 a 24 con el que el equipo nacional se llevó los primeros 10 minutos.

Los dirigidos por Pablo Prigioni apostaron mucho al ataque; sobre todo al tiro exterior (15 tiros desde esa vía contra 8 tiros de dos), pero padecieron la falta de efectividad en el arranque del segundo parcial. Cinco minutos y 20 segundos fue lo que le llevó al rival anotar sus primeros puntos del parcial. En ese tiempo, la albiceleste logró escaparse a 15, gracias a la tarea de su tridente ofensivo: Campazzo, Laprovittola y Deck. La intensidad del equipo se mantuvo y, a pesar de algunas pérdidas en la zona pintada, Argentina se llevó la primera mitad con un contundente 52 a 32.

A la vuelta de los vestuarios, la dinámica de juego no cambió demasiado. Sin importar los nombres que presentara, la ventaja a favor de la albiceleste seguía en aumento. En los diez minutos creció la tarea de Bolmaro. Con una defensa intensa, que hizo notar la deficiencia ofensiva del rival, Argentina siguió estirando la diferencia en el marcador, llegando a ser de 41, y culminando con el 95 a 62 final.

Entre los máximos destacados, Nicolás Laprovittola colaboró con 18 puntos (con 6/9 en tiros de campo), mientras que Facundo Campazzo volvió a ser el mayor asistidor, con 9 pases gol. Ivan Aska fue el líder ofensivo, con 13 tantos, esoltado por los 12 de Rakeem Christmas.

Los dirigidos por Pablo Prigioni volverán a ver acción el domingo a las 20.10, contra Puerto Rico.

Artículo anteriorBarrio Parque superó a Instituto en un amistoso
Artículo siguienteMirá las acciones más destacadas en el triunfo de Argentina