Foto: FIBA

La Selección Argentina tuvo un partido durísimo, pero terminó superando a República Dominicana 90 a 78, y se clasificó a los cuartos de final como líder de su grupo con un récord invicto de 3-0. En la siguiente etapa se medirá ante Venezuela el jueves a las 17:40.

Gabriel Deck volvió a destacarse en el sector ofensivo del juego. El santiagueño, que es el líder en puntos en el torneo (con un promedio de 21.7) completó su planilla con 24 puntos (con 2/4 en triples, 7/11 en dobles y 4/4 desde la línea de libres), 6 rebotes, 2 asistencias y 1 robo, totalizando 25 de valoración.

Y buena parte de la producción de Gabriel Deck vino de la mano de la tarea realizada por Facundo Campazzo. El cordobés, que tomó nuevamente las riendas de la construcción del juego se entendió a la perfección con el santiagueño y finalmente terminó colaborando con: 9 puntos (con 2/5 en triples, 1/4 en dobles y 1/2 en libres), 1 rebote, 8 asistencias y 3 robos en 33:31.

También volvió a haber un rol importante para Nicolás Laprovittola, que apareció en el segundo parcial a puro bombazo, y terminó como el segundo máximo anotador del equipo, colaborando con: 17 puntos (con 2/9 en triples, 2/5 en dobles y 7/8 desde la línea de libres), 3 rebotes, 6 asistencias y 1 robo en 35:09 minutos en cancha.

Artículo anteriorArgentina cerró la fase de grupos con un triunfo
Artículo siguienteMateo Díaz se mantiene en la Leb Oro