Apenas comenzando la mañana del lunes, las redes sociales comenzaban a brindar informaciones que no terminaban de gustar en este lado del mundo. Primero Marc Stein, informó que el experimentado Kemba Walker tendría todo arreglado para llegar a los Dallas Mavericks. La urgencia podía ser más que entendible. La última derrota ante los Milwaukee Bucks posiciona a los de Texas en la decimoprimera colocación de la conferencia Oeste, por fuera del play in.

Es por eso que el equipo celeste apunta a un All Star. Si bien aún no ha sido oficializado y resta que supere el reconocimiento médico (algo más que relevante, dado el historial de lesiones del jugador), todo parece indicar que el oriundo de New York llegaría en lugar de Facundo Campazzo, quien ha sido cortado por los Mavs.

Ahora, nuevamente se abre el abanico de posibilidades para el cordobés, que seguramente volverá a contar con ofertas desde Europa, mientras espera alguna oportunidad en la NBA. En 8 partidos, el ex Real Madrid promedia 1.3 puntos, 0.3 rebotes, 1.1 asistencias, 0.8 robos en una media de 6.5 minutos.

Foto: Getty