Central de Ceres 88-71 Salta Basket

Imparable, así fue la noche del norteamericano de Central Argentino Olímpico de Ceres, Tirrell Brown II, para que el local volviera al triunfo sobre Los Infernales salteños, por 88-71. Fue el último partido de la segunda gira del elenco norteño en La Liga Argentina, ahora volverán a casa para recibir entre el viernes y sábado a Independiente de Santiago del Estero.

Desde los primeros minutos de juego Los Infernales no se sintieron cómodos en el reducto y fortaleza de Central de Ceres. Y desde ese inicio el local, conducido tácticamente por Lancellotti, fue construyendo una noche favorable. El primer cuarto terminó con la mínima para el local (25-24), la última bola en ese incipiente período fue para el norteamericano quien no desaprovechó y metió un doble sobre la chicharra. Comenzaba a vislumbrarse una gran jornada para el interno.

En medio de una vorágine de descontrol, ofensivas confusas y pasajes donde prevaleció la adrenalina por sobre la razón, Los Infernales tuvieron su mejor reacción en el tercer cuarto –dentro de la malograda noche donde no pudo ganar ningún período-. Lo perdió por la mínima (21-20) pero achicó una diferencia que llegó a ser de 18 puntos.

En un momento individual inmejorable, el de Campo Quijano, Emilio Stucky, no supo equilibrar las emociones y terminó saliendo por cinco faltas personales tras interceptar algunos rebotes en defensa, cortar balones y clavar una bomba desde los 6,75 metros en pos de la reacción infernal.

A pesar de la garra y el corazón, esta vez no fue suficiente y Los Infernales no pudieron revertir la historia. Ante un imparable Brown II, quien supo ser asistido por sus compañeros durante toda la noche, los conducidos por Leandro Hiriart intentaron recortar la distancia en el electrónico pero fue en vano. Nuevo triunfo de Central, el segundo, ante Salta Basket, para quedar un pasito adelante en el historial entre uno y otro respecto a los partidos disputados.

Informe: Prensa Salta Basket. Fotos: Prensa Central de Ceres.

Artículo anteriorDos triunfos locales y dos visitantes
Artículo siguienteComu ganó bien y forzó un tercer juego