Débora «Pepo» González, Victoria Llorente y el entrenador Leo Costa, referentes de la Selección Argentina, hablaron tras la derrota ante Brasil y la eliminación en el Preclasificatorio Olímpico en el Dow Center de Bahía Blanca, donde la Selección Argentina terminó con récord 0-3, tras caer ante Colombia en el debut, Estados Unidos y Brasil en la última fecha.

Débora González: «Es el tercer Juego Olímpico que quedamos afuera, pero me quedo con cosas de este plantel y con el respeto de unas hacías las otras y del cuerpo técnico. Si la gente acompañó en el Dow Center es porque conectó con nosotras, vieron la entrega y pudimos demostrar lo que es jugar a nivel internacional, que no es nada fácil. La gente se tiene que ir con que el básquet femenino tiene que crecer para jugar en estos niveles». 

«Nos recibieron muy bien en Bahía Blanca. Esperamos que esto sirva para el futuro del básquet femenino. Es un muy lindo grupo el que se formó». 

Leo Costa y Victoria Llorente hablaron en Conferencia de Prensa, tras la derrota ante Brasil en el cierre del Preclasificatorio Olímpico:

Leo Costa: «Ganar el partido en intensidad o estar cerca en el tanteador era lo que había que arriesgar, se notó pero no nos salió bien. Les generamos 20 pérdidas al rival, que estaba súper competitivo y eso es algo bueno a resaltar». 

«Estamos convencidos que la idea planteada, de presionar y atrapar es la correcta. Como toda filosofía nueva lleva tiempo, hay que ser pacientes aún en un país resultadista. El termómetro son las jugadoras, y si ellas se sienten cómodas, el modelo tendrá resultados».

«Nos topamos con un 56% en triples de Brasil. Pese a que le causamos 20 pérdidas y arriesgamos, no nos alcanzó. Debemos mejorar y capitalizar esas pérdidas que generamos para que la presión sea completa».

Victoria Llorente«Lo primera sensación es la de tristeza. Hemos dejado todo en la cancha y la gente nos ha hecho sentir emociones fuertes pero no cumplimos el objetivo. Habrá que dar vuelta la página y aún nos queda mucho por trabajar».

«Sabíamos desde la previa que estos tres partidos eran muy difíciles. Progresamos en comparación a la AmeriCup, hay cambios pero todavía no nos alcanza, los demás también mejoran. Hay margen para crecer».

«Este equipo es resiliente. Ha superado malos momentos, lesiones y esas adversidades no nos han frenado. Seguiremos intentando y manteniéndonos en la misma línea».

Fotos: FIBA y CABB

Artículo anterior«Uno siempre quiere jugar al más alto nivel»
Artículo siguienteNueva caída del Milano de Scola en la liga italiana