(Foto: Daniel Pockett/Getty Images)

Tras varios meses de inactividad en la mayoría de los países alrededor del globo, de a poco algunos van trazando las primeras ideas para el regreso del deporte y Australia es uno de ellos, que presentó esta mañana una guía en la que detalla algunos métodos para poder llevar a cabo este plan.

En el mismo, la casa madre del baloncesto en el país oceánico (Basketball Australia) planteó cuatro principios básicos que deberán cumplir si quieren retomar las actividades: mantener a la familia del básquet segura y sana; alinearse con las restricciones del gobierno estatal y federal; coincidir con la guía planteada por el Instituto Australiano del Deporte; y mantener las regulaciones y principios operativos del deporte de la naranja.

Además, el gobierno nacional planteó seis condiciones para poder llevar a cabo actividades en el país: que haya un acuerdo general para que los deportes puedan ser reiniciados; limitaciones en los encuentros; requisitos de distanciamiento social; evaluar si los colegios estarán abiertos o cerrados (para llevar a cabo o no los torneos juveniles); consideraciones de los gobiernos locales; y restricción de límites estatales en los torneos nacionales.

También presentaron algunas medidas básicas en el caso de que efectivamente se pueda volver a la actividad, como desinfectar las pelotas, cambiarlas de un partido a otro, cumplir con el distanciamiento social en los estadios, los deportistas deberán ir vestidos con la ropa de juego desde sus casas y utilizar desinfectante de manos cada vez que un jugador entre y salga del campo de juego (tiempo fuera, sustitución y entretiempo/final del partido). Los diferentes gobiernos estatales podrían aplicar algunas modificaciones en el protocolo de acuerdo a las distintas restricciones que hayan tomado previamente, además de que podrían inclusive declinar la propuesta si consideran que las condiciones no son las mejores para retomar las actividades.

Una de las intenciones de este reglamento es limitar la cantidad de personas en los estadios y solicitan que, quienes no estén relacionados al desarrollo del juego, no asistan a los estadios. Las personas que sí puedan ir serán monitoreadas constantemente desde su ingreso hasta su egreso del establecimientos. Además, cada club deberá aplicar estas pautas de acuerdo a las posibilidades de cada uno, ya que no todos los estadios son iguales (cantidad de canchas, sistema de ventilación, salidas de emergencia, tribunas, etc.).

Para no dejar nada librado al azar, dejaron varias recomendaciones relacionadas a los métodos de entrenamiento, uso de balones, ingreso del personal, control de la capacidad de espectadores, mantenimiento de los vestuarios y el desarrollo del juego, entre otros. En el mismo también se detallaron, a modo de tablas, las diferentes opciones de protocolos que se podrán llevar a cabo de acuerdo a las medidas que pueda llegar a tomar el gobierno australiano para el regreso de los deportes.

La organización explicó que trabajó con las asociaciones estatales para poder desarrollar estas pautas con la intención de cumplir al máximo con los principios nacionales para la reanudación del deporte, elaborados por el gobierno nacional. A su vez, revelaron que su objetivo es informar a la comunidad qué actividades se podrán realizar y cuál es la mejor manera de realizarlas en un ambiente seguro de acuerdo a las diferentes restricciones impuestas por los diferentes gobiernos estatales.

Jerril Rechter, CEO de Basketball Australia, expresó que «la prioridad es proteger la salud del público minimizando el riesgo de contagio cuando los entrenamientos se reinicien, asimismo con los partidos oficiales y los torneos juveniles». Y agregó: «el lanzamiento de este protocolo es un logro para poder alcanzar la tan esperada reanudación de los deportes en Australia».

Para poder leer el documento completo en inglés hacé click acá.