Marcelo Vildoza, "Palito", el papá de Luca, volvió a pasar por los micrófonos de Puente Aereo tras las victoria del Baskonia que corono al argentino de selección como campeón de la Liga Endesa y MVP de las finales.

Hablo sobre el pasado y el presente de Luca, como llegó a este momento y como lo vivió él junto a su mujer desde Argentina, pero también como recibieron los mensajes del MVP desde el vestuario del estadio.

Reviví la nota y las declaraciones más destacadas del ex-jugador:

"Luca siempre fue de laburar muchísimo, sabe que conseguir las cosas buenas cuesta mucho. Pero también tuvo suerte, suerte de crecer en un club como Quilmes que le dio todo desde inferiores hasta llegar a ser profesional. El estuvo apoyado siempre por ellos. Cuando llegó a Baskonia había detalles que te hacía soñar que el club estaba haciendo lo mismo en otro nivel. Que le alarguen el contrato, la forma de trato, uno ve cosas cuando va para allá, el día a día del equipo. Esas cosas hacen que uno diga que tuvo suerte de caer ahí."

"Toko y Luca siguen siendo chicos, comparado con la trayectoria de los jugadores del Barcelona. Lo que hace Baskonia, porque ellos apuestan a esos jugadores, cuando dan un salto se le hace difícil retenerlos, le pasó siempre. Que ello hayan puesto el ojo en Luca de esa manera, pensando que a futuro le podía dar algo, es impactante. Se trata de uno de los grandes equipos de Europa, él está muy cómodo, está muy feliz en el club. Indudablemente ellos ven algo que yo no, los chicos que reclutan son muy jóvenes."

"Yo no me imaginaba esto, se dio todo muy milagroso, fueron un montón de condimentos para que Luca termine con semejante alegría. Era el día, hoy tocaba. Se tenían que dar muchas cosas en el equipo, además que el rival tenía que bajar su capacidad que sabemos que tiene."

"Vi que Baskonia dio un salto de agresividad ofensivamente, ahí se le pone a la altura al Barcelona. Ofensivamente en el 5 vs 5 le cuesta, ahí depende mucho de las salidas rápidas y con eso se mantuvo en juego. Con estos equipos se necesita sobreproducir y que ellos no estén al 100%. Quizás el mérito de Baskonia está en los grandes. Nos costó cuando empezamos a no salir rápido."

"Además de recuperar los lesionados, entrar en rotación a otros jugadores logró una confianza que sumó en un montón de aspectos. Creo que este torneo le vino bárbaro a muchos. En 20 días se supone que vuelven al trabajo. Me parece que son 25 días, pero no mucho más."

"Dusko cuando llega, las practicas eran muy duras, en alguna nota escuche y me sorprendió su comentario, evidentemente alguien que está a ese nivel, con esa trayectoria sigue tratando de perfeccionarse y estar a la altura. El trato que él tiene con los chicos no es la misma, porque las generaciones cambiaron, el tipo está al día. Está en la última, esa imagen que tenía del duro le funcionaba y hoy el tipo entendió que esa cultura no va mas, y con estos chicos tenés que acomodarte sino perdés el tren. Se nota la relación. En estos partidos los minutos son tan claritos, que se escucha todo y uno puede ver la relación."

"Luca llamó cuando entró al vestuario con el trofeo, hizo una vídeo de un segundo, le dijimos que vaya a festejar, era demasiado jaja. Es el momento que no se pueden perder, estaba feliz, me dijo que esta era la vencida, y le respondí que lo que cuesta se disfruta mucho más. No entraba la alegría en su cuerpo. Acá hubo mares de lágrimas. Nos emocionamos. Hasta hace un rato, un mensaje que llega nos abrazamos y volvemos a llorar, estamos grandes. A mi me emocionan pequeñas cosas, me llevan a las lágrimas, imagínate esto que fue milagroso."

"Acá tenemos todos los trofeos de Luca, él sabe que soy el enfermito en eso, guardo todo, me encanta. Vamos a ver cuando podemos viajar para verlo, esperemos que pronto. Vitoria ya era una locura. Ya tiraron los barbijos a la mierda, estaban de joda, mañana va a ser lindo estar ahí."

"En Argentina, más precisamente en Quilmes existe una infraestructura para que un jóven con talento tenga todo a su disposición. La línea que bajan los profes es algo que tiene una continuidad desde que empiezan hasta que despegan, que es admirable. Yo no podía creer esa estructura, uno cuando juega pierde ciertas cosas de vista y ellos te hacen parte y uno se da cuenta lo lejos que está de esos detalles. La carrera de Luca no empieza en liga, sino mucho antes, y con todos los inconvenientes que existen, las ganas de entrenar, las no ganas de entrenar, un chico de Mar del Plata jugando Liga, ¿como hacés para decirle que no vaya a la plaza o que no salga con sus amigos? Todas esas cosas extradeportivas el club le dio la contención que necesitaba, sin perder de vista que seguía siendo un chico. Luca vivió muchos momentos feos, frustraciones, lesiones, esas cosas. Para eso, la verdad que Quilmes hizo un laburo bárbaro. Increíble."

"Luca ya me dijo que no soy el único campeón de la familia."

Reviví el programa completo: