Foto: Prensa Casla

En un nuevo programa de 3×3 Radio, hablamos con Marcos Mata, uno de los jugadores más determinantes de la década en la Liga Nacional. El nacido en Mar del Plata viene de ser tetracampeón con San Lorenzo de Almagro, y actualmente se encuentra sin contrato, en la búsqueda de distintas oportunidades para desarrollar su futuro profesional. El Capitán del Ciclón no descarta ninguna posibilidad para emigrar a otras ligas, tal como lo hicieron ya varios jugadores de la élite de nuestro básquet. Según su representante Claudio Villanueva, podría haber una propuesta de un lugar muy lejano.

El multi campeón también habló de su situación con el club de Boedo, que todavía mantiene una deuda con el jugador, y no descartó dejar la azulgrana si su futuro lo mantiene ligado a la Liga Nacional.

Reviví la nota completa con Marcos Mata:


«Estoy en Mar del Plata, estuvimos un mes y medio en Buenos Aires, cuando estuvo la opción del regreso a casa volvimos para acá.

No tengo contrato con San Lorenzo, estoy desocupado, que yo sepa de acá en San Lorenzo no se habló nada, no se sabe ni cuando se va a arrancar, lei que el año que viene, para nosotros es un momento complicado, terminamos en marzo, estar seis o siete meses sin trabajar es complicado. Estamos analizando qué opciones hay. Estoy buscando afuera, cualquier opción buena que salga, la verdad que como dije recién es algo raro, estamos buscando una variante para sobrellevar el momento. Hay muchas ligas que no se sabe cuando arrancan, están todas a la deriva.

La verdad que no tengo problema de ir a ninguna liga, iría a cualquier lugar. A méxico es complejo porque son dos o tres meses, realmente no lo sé, no sabes por donde arrancar, una liga larga o una corta, casi ninguno ha hecho eso de ir y combinar dos ligas en un mismo año, para nosotros es algo nuevo, estamos tratando de aprender y hacer lo mejor. Antes se hacía mucho eso, jugaban dos meses, enganchaban con nuestra liga. Ahora pasamos a ser los extranjeros dentro de nuestro mismo país.

Hablo mucho con Selem, a ver que tiene pensado hacer, pero creo que esto es más personal, muchos no quieren irse. Capaz que uno tiene que irse tres meses y dejar la familia, hay que charlarlo bien.

Por el momento empecé a tirar un poco, hago pasadas para correr, y después entreno todos los días acá en casa, una rutina que me manda Nico Bastarrica. Esto empecé hace dos semanas, como te digo, el día que corrí un poco me sentía raro, me dolía todo el cuerpo. Ya llevamos mucho tiempo, a medida que pasan los años es más complicado de arrancar. Se te van los dolores, pero cuando arrancas tenés otros. No me siento mal pero no estoy en condiciones de jugar un partido, tengo que tener una preparación más completa, no perdí peso pero si masa muscular, uno en la casa hacemos actividad, pero ni caminamos lo que tenemos que caminar, estamos más tiempo sentados, como te digo, llegado el momento vamos a tener que entrenar un tiempo largo, 20 o 30 días para estar a un buen nivel.

Hoy en día no se sabe que se puede hacer, todo lo que salga puede ser bueno. Acá cuando arranca la liga, ustedes saben, nosotros tampoco, tenemos que buscar opciones para tratar de estar en competencia y trabajar. Si ya nos cuesta volver después de tres meses imagínate siete u ocho.

Estoy dispuesto a cualquier liga.

Acá no se está hablando de nada. Hoy poner una fecha sería mentirnos a nosotros. Es un poco mentir a los jugadores, periodistas y a los seguidores, sería una medida extraña y engañosa, para que no se vayan jugadores. Los clubes perderían plata porque deberían hacer contratos por períodos de tiempo que no se van a jugar. Por el momento yo estoy pensando la opción de jugar en cualquier lado, lo importante es jugar lo antes posible.

Estamos bien, fue un periodo largo, sabemos que siempre hay problemas, todavía quedan algunas cosas pendientes e inconclusas, espero que se defina en la brevedad. Vamos a ver, en un mes te vuelvo a decir si terminamos bien o no.

Quieras o no es nuestro trabajo, y es lo que mantiene a la familia, estoy como cualquier persona que se queda sin trabajo, es una situación incómoda y mala. Nuestra familia depende de nosotros. Es una situación rara, estábamos en un club que peleaba por todo, y ahora estamos en una situación que tenemos que salir del país, porque no sabemos cuando va a arrancar, es una situación la verdad alarmante, pero incomoda y que no sabemos controlar.

El tema de eso es que hasta cuando tomamos el tema de calidad, cuál sería el período de calidad, estamos viendo el movimiento, que muchos se quieren ir, los extranjeros que venían no van a venir. Creo que habrá un quiebre a partir de este año. Teníamos una liga competitiva, una liga buena, pero no se que pasará, parece que van a venir menos extranjeros, a los que vengan no se les pagará lo mismo y eso traerá que la liga baje la calidad.

Nosotros hicimos un contrato con extranjeros a 40, después se fue a 60, y antes de terminar estaba a 130 el dólar. Cómo planeas traer un extranjero así, va a ser complicado en ese sentido.

Venimos hablando de muchas opciones, si es algo bueno, lo vamos a aceptar, eso está clarísimo, esperando que eso suceda, la verdad.

Pensaría jugar en otro equipo de Liga Nacional, no tengo problema, no sabemos que va a pasar con San Lorenzo, ellos no dijeron si continúan o no, estoy a la deriva, estoy analizando todas las propuestas. Siempre tuve la suerte de jugar muchos años seguidos en un equipo, no sé si eso es normal, tampoco.»