Ante el éxodo de varios jugadores argentinos hacia México, los chicos de Paso Cero hablaron con Sebastián Sucarrat, asistente técnico de Juan José Pidal en Leñadores de Durango, franquicia que participa de la Liga Nacional de Balocesto Profesional (LNPB) de ese país.

¡Reviví la nota desde el minuto 25!

Sucarrat vive en tierras mexicanas desde hace dos años, y en el contexto de Pandemia por el Coronavirus, el exentrenador de Ameghino de Villa María comentó que la situación sanitaria en Durango está controlada, y que hacen vida normal aunque las clases y los deportes están suspendidos.

Con la flamante confirmación de la próxima temporada de la liga, que arrancará el 10 de septiembre, el entrerriano sostuvo: “Arrancamos el armado del equipo hace tres semanas, cuando nos anunciaron que volvía la competencia. Al ser una liga corta, se buscan jugadores que se adapten a muchos juegos en pocas semanas”.

Con respecto al básquet mexicano en general, Sucarrat remarcó que esa liga tiene mucha influencia norteamericana, ya que la mayoría de los jugadores son estadounidenses, y por lo tanto, se juega a muchas posesiones: más de 80/85 por partido, cuando en Argentina ese número no supera las 75.

Acá existe la ficha de méxico-americano, que es una persona que nació en EEUU, con ascendencia mexicana y lo cuentan como nacional. Hay 4 extranjeros máximo, pero es ilimitada la cantidad de México-americanos. Hay jugadores muy atléticos, muy rápidos, de una dinámica que hace que el juego sea más dinámico y explosivo, y con ‘decisiones locas’. Uno dice ‘locas’ porque, me pasó que cuando llegué veía que tomaban tiros que en Argentina no los veía y decía ‘uh qué está haciendo’, y me dí cuenta que no, que son los tiros que ellos toman”, explicó el DT.

Entonces, el Asistente de Pidal en Leñadores puntualizó: “Lo que buscamos con el cuerpo técnico es adaptarnos a ese estilo de juego, pero que en este dinamismo. se respeten reglas básicas: que en defensa sean comprometidos, con reglas que controlen la dinámica rival, y en ofensiva, si bien se juega con pocos pases, buscar el pase para el mejor tiro posible, la asistencia sobre todo antes que un tiro apresurado de un uno contra uno”.

¿Le cuesta el básquet mexicano a un argentino?

- “El jugador de básquet en cualquier parte del mundo está desarrollado para adaptarse a cualquier tipo de juego. Hoy el básquet evolucionó en todo el mundo, y los jugadores evolucionan al mismo tiempo. Lucio Redivo con Aguacateros, Delía cuando vino a Fuerza Regia, Titi Cortés, que está hace años jugando la Liga. Son jugadores que se adaptan sin ningún tipo de problemas a lo que plantean los equipos acá”.

¿Qué le puede aportar un jugador de Argentina a la LNBP?

- “Lo que le da un jugador argentino, que también se vio con españoles y otros europeos, es que le aportan el cerebro y lo táctico. Lo no vistoso, el juego en equipo, una buena asistencia, un buen bloqueo, los rebotes. Todo lo que no se cuenta muchas veces en las estadísticas. Son jugadores preparados tácticamente desde muy chicos para adaptarse al básquet”.

¿Le sirve al jugador de Argentina continuar su carrera allá?

- “Venir a México es un salto que los jugadores argentinos dan para potenciar más su juego. Al ser más dinámico, tienen que sumar otros recursos y herramientas, prepararse físicamente de otra manera, para poder aguantar y adaptarse a este básquet”.

También, Sebastián Sucarrat reconoció que, dado que en Argentina se paró el deporte, están viendo jugadores argentinos para Leñadores, sobre todo en la base, por la partida Reynaldo García a Japón.

Por otro lado, el coach explicó los distintos torneos del país, ya que además de la Liga Nacional, hay otros tres torneos profesionales e independientes que se juegan en paralelo, al finalizar la competencia principal: la CIBACOPA, que reúne a franquicias de la Costa del Pacífico, la Liga Estatal de Chihuahua, que es como un provincial en Argentina, y la CIBAPAC, que es más bien de desarrollo.

A propósito, Sucarrat indicó que los jugadores menores se desarrollan en la Secundaria y en la Universidad, porque no hay clubes formativos.

Acá lo que más me chocó del cambio es la infraestructura: los estadios, materiales. Tenemos un estadio municipal, pero alberga tres mil personas, hay butacas de cine, pantallas en el medio con cuatro lados, y esto, repito, es municipal. Imaginate que otras franquicias, más poderosas o con más años, tienen estadios que parecen de primer mundo”, describió.

"El deporte lo toman como un espectáculo: como en Argentina vamos al cine, o a recrearnos, acá van a ver deporte. Las butacas son de cine porque van a disfrutar de ese espectáculo, en familia. Y el deporte acá lo siguen mucho. Es muy fuerte el Beisbol, con estadios de más de 10 mil personas, y el fútbol también es muy seguido”, precisó Sucarrat.

Acá en Durango, y en Chihuahua, son los dos estados en los que el básquet es el deporte más importante. Cuando me tocó estar en la CIBACOPA, en el pacífico importa más el Béisbol. Acá, como les gusta mucho, sí hay una hinchada fiel que alienta. No hay cantos constantes, pero si hay aplausos, gritos. Lo mejor es cuando está el partido palo a palo o en momento de definición: la gente se para y está con los pañuelitos y agitando, y es sorprendente”, detalló.