(Foto: @kingjames - Instagram)

LeBron James es uno de los atletas más importantes en la historia de la NBA. No lo limitamos solo a basquetbolista, sino que lo expandimos a «atleta». Tiene uno de los físicos mejor desarrollados jamás visto para la historia del deporte en general, lo que le permitió desde que llegó a la liga ser dominante en cualquier lugar de la cancha.

Desde su aparición con los Cavaliers en 2003 estaba claro que sería uno de los mejores jugadores de la historia y el destino se encargó de demostrarlo. La expectativa que generó en una ciudad como Cleveland por su llegada era algo que jamás se había visto. LeBron estaba destinado a llevar a los Cavs a ganar un título y tenía con qué. Lamentablemente en su primera etapa en la franquicia no sucedió, pero sí lo pudo hacer en 2016 cuando regresó de Miami.

En el Heat fue donde se vio al James más dominante y junto con Wade y Bosh formaron un gran Big 3 que le dio al equipo dos anillos, además de otros dos subcampeonatos. Hoy en los Lakers, LeBron mantiene su nivel pero es un jugador más cerebral, donde juega y hace jugar a todos por igual. De todas maneras, cada vez que puede correr la cancha lo hace de gran manera y no parece tener 35 años, sino diez menos.

Sin embargo, todo esto no lo podría haber hecho sin un entrenamiento y una mentalidad que tiene desde chico cuando en la secundaria Saint Vincent – Saint Mary de la ciudad de Akron, donde vivió toda su infancia, empezó a practicar todos los deportes que se le pasaban por delante. Y en uno de ellos en particular, en el fútbol americano, era también un joven con muchísimo futuro.

Eso lo llevó al punto de ser catalogado como el prospecto número uno del estado de Ohio, donde reunió estadísticas muy buenas en la temporada junior tales como 60 recepciones, 1200 yardas y 16 touchdowns, todas cifras que remarcaban lo bueno que era también para este deporte, quizás el más importante de los Estados Unidos a nivel popularidad por encima de la NBA. Pero había que tomar una decisión, básquet o fútbol americano.

 

View this post on Instagram

 

My homie @mister1223 just sent this to me from his son. His son said “I didn’t know Bron was #1 prospect in Ohio?? He said “Yeah Bron was nice in football too. His son response “THATS CRAZY! 🤣🤣🤣🤣🤣. 60 reception, 1200 yards and 16 touchdowns my Junior year at WR. 😱.Men Lie, Women Lie, Numbers Don’t. Didn’t even play my senior year(I wanted to so BADLY) because my boys @siancotton_ @druondemand @chillwill03 @rometrav @brandonweems10 @frankiewalkersr wouldn’t let me. They said if I tried to step on a football field my senior year they would jump(kick my a**) me every day of practice until I had enough! Think I made a smart decision! Ha! Anyways you LB/CB/S can thank my homies I stayed over in the hoops lane or would have been plenty of highlights “Moss’d” on y’all. 😆😤 #ThekidfromAKRON🤴🏾 #JamesGang👑

A post shared by LeBron James (@kingjames) on

«No jugué mi temporada senior porque mis compañeros del equipo de básquet me habrían pateado el trasero cada día hasta que tuviera suficiente, creo que fue una decisión inteligente», contó LeBron en la publicación de Instagram en la que contó la historia. Y añadió: «Sus linebackers, quarterbacks o safeties le tienen que agradecer a mis amigos por haberme quedado con el básquet, sino estaría llevándome todos los flashes», en referencia a que podría haber sido también una estrella en la NFL. Un motivo más para argumentar que LeBron James es uno de los atletas más dominantes en la historia del deporte.

Nota: Emiliano Iriondo | Twitter: @emi_iriondo