Hoy, en 3x3 Radio hablamos con Facundo Piñero, uno de los tantos jugadores argentinos que, ante la incertidumbre que vive nuestro país, decidieron aprovechar la oportunidad de disputar otras ligas. En su caso estará en Aguacateros de Michoacán en la Liga Sisnova LNBP en México, al mano del entrenador Nicolás Casalánguida. Al ex San Lorenzo podría sumarse Cristian Cortes, que iría a préstamo desde Fuerza Regia.

Faca habló de esta nueva oportunidad, cuáles fueron los factores que impulsaron tomar la decisión de jugar en el extranjero. También nos contó sobre sus planes a futuro. Por ahora, ésta será una prueba piloto para analizar su desarrollo en el exterior. Si bien no descarta retornar a nuestra liga, le gustaría seguir jugando afuera.

En cuanto a lo que dejó la temporada con el Ciclón, Facundo analizó lo que dejó la 19/20, donde se posicionaban en el segundo lugar de la tabla de la Liga Nacional y donde alcanzaron las semifinales de la Basketball Champions League, un torneo que aún no tiene segundo finalista y que espera su desarrollo final.

Mirá la charla completa:

"Ahora más tranquilo por saber que pronto voy a estar jugando al básquet después de tanto tiempo de incertidumbre y ya con ganas de que pasen los días y llegue el momento de irme.

No tanto por el tema de saber si iba a conseguir un club, por ese lado estaba tranquilo, pero si porque ya había pasado mucho tiempo sin jugar. Se hizo muy largo, desde marzo, se iba adelantando por semanas, uno esperaba que vaya volviendo todo a la normalidad. Eso me generó intranquilidad, pero ahora estoy mejor.

Yo en principio se lo había comunicado a mi representante en marzo, estaba viendo y analizando a futuro y por cuestiones económicas y de una experiencia nueva le plantee la idea de jugar en el exterior para la próxima temporada, sin saber que iba a cancelarse la liga. Al tiempo comenzó a moverse las otras ligas y se fue teniendo más información. Esto surge a partir de Nico Casalánguida, que manifestó su interés. Se dio bastante rápido.

Tengo pasaporte. El tenerlo es una ventaja y ayuda. Me gustaría jugar afuera. Tomo esto de México como una prueba para ver cómo me desempeño, es una experiencia nueva, juego como extranjero, voy a estar lejos de mi familia por primera vez. Lo voy a tomar como una prueba piloto, pero creo que me gustaría jugar en el extranjero. Igual no descarto volver para Argentina, es una de las ligas más fuertes de Sudamérica, y es una liga que me gusta, pero esto me motiva, el hecho de estar en una nueva liga, salir de la rutina de la liga nacional, y está bueno probar esto.

Principalmente es el tema económico. Las ligas de afuera se empezaron a fijar en nosotros porque a nosotros nos conviene y a ellos le resulta más barato. Antes acá podías ganarlo, era una liga larga, fuerte. Ahora entre la incertidumbre y el factor económico, está muy claro que estamos apuntando a eso.

En mi caso es algo nuevo, me resulta importante, soy bastante familiero, tengo un nene de 4 años. Hacer una movida ahora para una liga corta no valía la pena. Mi señora trabaja acá y es un periodo corto. Si en el futuro se da otra posibilidad lo analizaremos. Para mi es una prueba piloto para saber como me voy a desenvolver.

No hablé con otros jugadores que van para allá. Charlamos un poco con el Penka. Si con nico Casalánguida en su momento. De la liga conozco sobre lo que me contó Nico de los Santos que me dio un pantallazo de lo que es estar allá, que ya vivió la experiencia.

Creo que si, como dije, no es una liga muy larga en la que uno se le permite o tiene más tiempo de adaptación. La pretemporada será corta, después partido a partido, playoffs, y todo muy rápido. Es una forma de adaptarme a una nueva liga que no sé como se juega. Cada liga tiene sus mañas, me voy a tener que adaptar en poco tiempo y es un gran desafío.

Me parece que a diferencia de otros lugares y otras ligas, tenemos una formación diferente; muy competitiva desde chicos que por ahí suple un poco nuestra falencia física, que se ven en todo aspecto, en cuanto a la talla, la altura. Ves en Brasil jugadores de 2.10 que aca no hay casi. Me enteré hace poco que no hay clubes, sino que los colegios tienen equipos y compiten ahí, creo que no es lo mismo. Aca desde chicos formamos un equipo, jugamos, competimos en distintos niveles, tenemos mucha experiencia de lograr objetivos y eso se ve en el plano profesional. La misma liga profesional lo marca, una liga de 10 meses donde es importante formar un buen grupo para lograr un objetivo deportivo, eso me parece una gran diferencia. Quizás lo hablo con un poco de ignorancia porque no sé como es el básquet formativo en Sudamérica, pero me parece que tenemos esa ventaja.

Sacando lo deportivo, una situación personal, de no aguantar estar lejos de mi familia, es lo único que podría hacerme regresar. Más allá de eso, no. Voy con mucha expectativa, más allá de lo deportivo, de vivir en un lugar nuevo, de conocer una nueva cultura. Me gusta aprender, me gusta vivir otros lugares, creo que por ese lado no voy a tener problemas. Creo que estoy preparado para bancarlo, es algo temporal.

Sigo en La Caleta. No pude hacer básquet, trate de conseguir. Al ser un lugar tan chico, no permiten que alguien se vaya y ponga en riesgo a todos. No está permitido por ejemplo ir a Mardel a entrenar y volver. Está a 25 kilómetros de Mar del Plata. Muy poca gente, mucha tranquilidad, hubo un solo caso en toda la cuarentena. Hace rato estamos en fase 5, se puede salir a correr, hay bastante flexibilidad con respecto a Mar del Plata y ni hablar con Capital. Sé que fijos hay viviendo entre 80 y 100 familias. Se usa más para veraneo.

De pretemporada habrá un mes, que tendría que estar mas destinado a la parte basquetbolistica. La parte aeróbica la estoy siguiendo bien. Mas o menos a principio de agosto me iría, estamos viendo de qué manera llegar a México. No sé si hay un vuelo de repatriación de argentinos que sale a buscar argentinos y podría ver de meterme ahí con algún permiso. Se está encargando mi agente. Por Uruguay es otra opción.

En cuanto a jugar, no decido en base a la Selección, sé que si uno hace las cosas bien en donde esté va a ser citado. Yo lo tomo más como un paso adelante en mi carrera deportiva, de estar en un equipo con pretensiones.

Me queda esa sensación, ese sabor amargo de que se terminó y en el final estábamos en un buen momento. Habíamos ganado en Santiago del Estero y podíamos llegar a la final de la Champion, en la Liga estábamos segundos. Ganamos el super 20 que fue el único torneo que se completo. Nuestra temporada tuvo altibajos pero en el momento que se canceló estábamos en un gran nivel. El partido con Quimsa fue uno de los mejores de la temporada, por primera vez estábamos a un partido de la eliminación, no teníamos otra opción que ganar. Lo dominamos todo el partido. Estábamos en un buen nivel y con mucha expectativa.

No me gustó jugar sin público, para nada, parece un partido amistoso de pretemporada que se juegan para hacer la gauchada de ponerse en forma. Estábamos en semifinales, en una cancha que iba a explotar. No me gustó.

Me parece que no nos acoplamos bien como equipo, por más que estábamos segundos o primeros, se esperaba mucho más del equipo, y nosotros también. Queríamos que el equipo juegue mejor y no lo hacía. Defensivamente no estábamos bien, no éramos buenos y sobre el final cambió. Con la llegada del che nos dio una inyección de motivación y llegó la pandemia."