El escolta Patricio Garino habló en UCU Radio, desde España, para contar todo sobre su presente y además se refirió a las posibilidades de continuar en Baskonia, recientemente campeón de la Liga ACB de España, o de emigrar a otra ciudad donde pueda continuar jugando al básquet. Además, el marplatense se refirió al gran año con la Selección Argentina y al último título con el equipo de Vitoria. También destacó a sus compatriotas Facundo Campazzo y Luca Vildoza.

«Acá en España estamos con casi total normalidad, pudimos ir a las playas y con las medidas necesarias se puede disfrutar sin problema. Ya estoy entrenando, físicamente estoy muy bien y ahora estoy de vuelta, después de unos días de vacaciones. La cuarentena me ayudó a recuperarme de la parte interna de mi rodilla, pero me retrasé en la parte de ganar fuerza. Vi una evolución fantástica y ya estoy poniéndome a tono con la pelota», expresó Garino. 

«Ahora estoy en el sur de España. El lunes nos vamos a alicante para entrenar un par de días y la excusa es que yo vuelva a estar en ritmo. Si nos quedáramos en España estaría muy bien, pero estamos con el bichito de conocer otros lugares, otras culturas, tenemos ganas de armar el bolso e ir a cualquier lado. En lo personal, fuera de la cancha, donde sea que estemos, vamos a estar cómodos. Estoy tranquilo, sé que en algún lugar voy a terminar jugando. Hubo una oferta inicial con Baskonia, pero eso lo verán los agentes. De momento no hay nada con ningún equipo«.

«Arranqué a entrenar desde que termino la cuarentena. De a poco empecé con tiros y trote y hoy por hoy me queda un mínima deficiencia de fuerza y me falta la parte de contacto. Mi futuro es incierto. Con la pandemia, mi rodilla estoy en el aire, buscando opciones. Mi contrato se terminó, hubo una oferta desde el Baskonia, pero estamos analizando las mejores opciones. Puede ser en el Baskonia u otro equipo de Europa», expresó Garino, que fue subcampeón del mundo con la Selección Argentina en China 2019.

«Fue muy raro no jugar el tramo final, fue una situación especial. Ver a mis compañeros en una fase final, entrando en semifinales y finales y no poder estar ahí, fue muy raro. Me hubiera encantado estar y por razones obvias no se pudo, pero estaba muy contento por la temporada que se hizo, porque a pesar de varios cambios, entrenador y lesiones, se demostró el carácter del plantel. Siempre se sobrepusieron y jugaron de una forma fantástica. El formato nos favoreció mucho. Toko Shengelia (Capitán de Baskonia) tuvo un gran gesto, es lo que lo hace el gran jugador que es. Está en Baskonia hace 6 años y ganó su primer título y lo primero que hizo fue acordarse de los que no estaban. Por mi parte fue raro, pero estoy muy contento por mis compañeros«, contó el marplatense.

«Duško Ivanović es un entrenador de la vieja escuela, yo no pude estar en ningún entrenamiento con él. Es alguien que te hace entrenar al fallo para crearte esa fuerza mental de seguir y no importa quien esté al frente. No es un sufrimiento si no una motivación, es así como se maneja. En los momentos difíciles, el objetivo es ganar y eso marco al equipo», destacó

Sobre el año 2019, dijo: «Tal vez nos imaginábamos el oro en los Juegos Panamericanos de Perú, lo del Mundial de China fue algo extraordinario. Este año por como habían empezado las cosas en Baskonia, no era algo ni cercano. Hemos podido lograr el titulo en Perú, el subcampeonato en el Mundial y el título con Baskonia es de privilegio y un honor poder decirlo«, expresó y agregó: «Es un honor estar en un equipo como Baskonia, siempre tienen el ojo en los jugadores argentinos y logran títulos con nosotros. Entrar en esa historia de los argentinos con Baskonia campeón, es más que un honor. Es como estar a la altura de Pablo Prigioni, Luis Scola y Chapu Nocioni«. 

«Tomé la lesión como si fuera un esguince de tobillo. La experiencia con las lesiones y trabajar con mi psicólogo me ayudó mucho a tomarlo de una forma más natural. Me distraje un poco del problema y quedó en el pasado, el objetivo era recuperarme. Estuve con Pablo Maccari y mi novia acompañándome durante el proceso de recuperación y le tengo que agradecer a Baskonia que me permitió hacer mi recuperación con él. Muchos médicos se han sorprendido por el nivel en el que está hoy mi rodilla». 

Sobre la Selección Argentina, dijo: «He hablado con Sergio Hernández y Silvio Santander. Que no se jueguen los Juegos Olímpicos fue un alivio muy grande para que pueda recuperarme. La cuarentena nos dio a la mayoría un respiro muy grande, por ejemplo en mi caso o el de Luca Vildoza, porque no sabíamos cómo íbamos a estar. Queda la incógnita a futuro«. 

«Lo de Facundo Campazzo es algo que no sorprende. Ha llegado a un nivel impresionante y es uno de los mejores bases de Europa. Lo que hizo esta temporada, lo demostró. Su futuro está en mano de sus agentes. El sacrificio que pone dentro de la cancha se ve en cada partido, no sorprende ya. Lo de Luca Vildoza es otra alegría bárbara, estaba lesionado y con cuarentena en medio, hacer lo que hizo en la fase final, fue tremendo«. 

Fotos: Baskonia y CABB

 

Artículo anteriorBelza será asistente en Dorados de Chihuahua
Artículo siguienteEuroliga se prepara para recibir público en los estadios