Cristian Díaz, Secretario de la Asociación Argentina de Árbitros de Básquetbol (AAAB), habló en UCU Radio sobre el presente y la situación de los árbitros de las competencias argentinas. Reviví las frases destacadas y la nota completa:

"Más que preocupante, es angustiante la situación que están viviendo los árbitros. Desde el 16 de marzo no recibimos ingresos y no hemos recibido ayuda por parte de la competencia. Estamos trabajando desde el sindicato y la AAAB para recaudar algunos fondos y poder asistir a los árbitros que más lo necesitaban. Trabajar todos los días entre semana, tiene como consecuencia que los árbitros se tengan que dedicar completamente a la Liga Nacional, y que no puedan tener otra actividad. Desde marzo no hay actividad, es muy triste la situación". 

"Algunos árbitros no pudieron acceder a los créditos y a la ayuda que se dio desde el Gobierno y si se pudo dar, fue escasa.También hay que ver el trato de los árbitros profesionales en este tipo de situación. Hay que hablar con las autoridades de la competencia. Hay que pensar en un cambio del convenio colectivo de trabajo, que en su momento lo firmó otro sindicato. Me tomo como obligación que esto no vuelva a repetirse, que los árbitros tengan establecido un ingreso mensual". 

"Hemos tenido conversaciones con la AdC, pero hasta la fecha no hemos logrado nada por esa variable. Las propuestas son tentativas y no hemos logrado presentar un proyecto final, esta es una idea y eso tiene que ser abalado por la comisión directiva de nuestro sindicato". 

"Todos tuvieron que salir a buscar una alternativa. Dos meses antes de la pandemia si un árbitro salía a buscar trabajo hubiese sido más fácil, pero el tiempo que le dedicaban a La Liga no se lo hubiese permitido. Todos tuvieron que salir a reinventarse. Lo que hay que replantearse es que tipo de árbitros necesita la competencia, tener árbitros profesionales en los torneos internacionales, mundiales, juegos olímpicos. Es difícil, en este tipo de situación, poner a árbitros en los principales torneos de FIBA, si tienen que trabajar en La Liga o de otra cosa. Si queremos mejores árbitros tenemos que perfeccionarlos y eso implica que se desempeñen para La Liga, que se perfeccionen y entrenen si no hay competencia. Hoy el marco regulatorio que está establecido conspira contra la excelencia arbitral. Cuando vuelva a arrancar La Liga, muchos árbitros van a replantearse si ser árbitro es lo mejor para ellos y para sus familias. La competencia necesita y quiere los mejores árbitros, para lograr eso tiene que haber un marco regulatorio que los proteja".  

"Las conversaciones con la AdC fueron para hacernos saber que la gran mayoría de los sponsors de La Liga se estuvieron cayendo, por lo cual no fue posible avanzar en el cuadro de situación o modificación en el status quo. No tengo conocimiento de que ningún árbitro quiera reclamar algo, pero me refiero a que los árbitros van a tener que replantearse si pueden hacer su trabajo, en un cien por ciento, como lo estaban haciendo en La Liga. Llegado el caso, quizá no estén disponibles para dirigir todos los días de la semana. Se van a replantear si seguir siendo árbitros full time". 

"La situación de los árbitros que están en la CABB, es distinta a la de los que están en La Liga. Los árbitros del Torneo Federal pueden tener un trabajo a parte del básquet. A la CABB no le hemos reclamado ayuda, como si ocurrió con la AdC. Comprendemos la situación de los clubes, nos gusta ser medidos y razonables. No hemos pedido cosas donde no era necesario, lamentablemente no pudimos llegar a lograr un panorama que les brinde tranquilidad a los árbitros". 

"La AdC ha mantenido la cobertura de la obra social de todos los árbitros. Eso figura en los contratos, la AdC debe proporcionar una cobertura médica y en eso si se ha cumplido. Han demostrado estar a la altura en ese punto. Todo esto que pasó nos sorprendió a todos. Tenemos la obligación como gremio y representante de los árbitros con este llamado de atención que nos ha hecho la realidad, de estar prevenidos para una posible futura situación, que no solo puede ser una pandemia, un paro de jugadores o cualquier situación que pueda dejar a La Liga detenida y dejar a los árbitros en esta situación de desamparo".