Oklahoma City visitó a los Rockets en la noche del viernes y se llevó una caída estrepitosa 124 a 91, la segunda en este inicio de la NBA.



Gaby Deck pudo ver acción teniendo ingresos tanto en el segundo como en el último cuarto, totalizando 08:56 en cancha, en donde no sumó conversiones (0/1 3P 0/1 2P) pero sí una asistencia.

Si bien se sabe que esta será una nueva temporada de tanking (perder la mayor cantidad de partidos posibles para conseguir un mejor puesto en la lotería del Draft), los próximos partidos no son nada fáciles para OKC ya que el 24 se enfrentará a los 76ers, el 26 con los Warriors y el 27 con los Lakers.



Artículo anteriorEkaterinburg domina la Euroliga Femenina
Artículo siguienteBuen partido de Campazzo en el triunfo de Denver contra los Spurs