Álvaro Castiñeira, entrenador de San Lorenzo, habló en UCU Radio sobre la victoria de San Lorenzo en el partido inaugural de La Liga ante Riachuelo 86 a 78 en tiempo extra.

«Se dio un partido con poco fluidez en si. Desordenado y en el que teníamos que hacer cosas para tener chances. No se abrió en ningún momento, el tiro de Lucas fue un tiro difícil y eso sirvió para ir al suplementario. Los jóvenes se animaron y eso es un progreso mayor». 

«Entiendo la presión que tuvo Riachuelo en un estadio de primera con mucha gente y dirigentes. Estoy muy contento con la tarea del equipo. El próximo paso es hacerle comprender al equipo que no hay que conformarse y hay que seguir adelante. Estoy muy contento».

 «La idea es salir rápido de la situación del descenso a ver si podemos cambiar el objetivo. Tenemos que terminar de conformar la plantilla y si es necesario se cambiarán los objetivos». 

FotO: LNB Contenidos

Artículo anteriorCerrado Basquete sigue dando que hablar en Brasil
Artículo siguienteLucas Zurita: «Quieren que vuelva para la próxima temporada»