Foto: Marcelo Endelli

Juan Brussino

Tras su paso por Instituto, el base regresó a Quimsa de Santiago del Estero, donde completó buenas presentaciones en el Super 20. En el torneo inicial de la máxima categoría del básquet argentino, La Fusión alcanzó a clasificar a cuartos de final, donde cayó ante Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia. En cuanto a la Liga nacional, Juani disputó los 6 partidos en los que aún no han conocido la derrota, y allí promedió 11.8 puntos (con 58.5% de efectividad en dobles), 3.7 rebotes, 3.8 asistencias, 1.0 robos y 14.3 de valoración en una media de 27.2 minutos en cancha.



Leandro Vildoza

El tucumano ha sido uno de los jugadores con un crecimiento exponencial en los últimos años del básquet argentino. Tras su paso por Estudiantes de Concordia, donde lideró al equipo en repetidas temporadas. En Regatas Corrientes volvió a dar un salto de calidad para terminar defendiendo los colores de Boca. Ya en el Xeneize, no le pesó la responsabilidad de tomar la base titular en uno de los grandes candidatos a pelear en lo más alto de la tabla de posiciones. En los seis partidos disputados con el equipo de la Capital Federal, promedió 9.3 puntos, 4.3 rebotes, 5.5 asistencias (el mejor del equipo en el rubro) y 2.5 robos en 34.4 minutos en cancha.

Franco Baralle

Desde sus inicios en Atenas, se sabía que «La Chanchita» sería una de las grandes promesas del básquet. Con claro ascenso desde la Liga de Desarrollo, el cordobés se sumó a Quimsa de Santiago del Estero en búsqueda de nuevos desafíos y la posibilidad de sumar minutos a nivel internacional. Franco se acopló rápidamente a La Fusión y, en su primera temporada, se consagró campeón de la Basketball Champions League. En la temporada actual, ha sido un pilar fundamental en varios triunfos del conjunto santiagueño. En juegos como ante Oberá, en Misiones (26 puntos) o Boca (25 puntos) ha tomado un rol fundamental. En cuanto a sus promedios, han crecido de manera considerable con respecto a la temporada pasada y actualmente cuenta con 16.2 unidades (43.8% de efectividad en triples y 60.7% en dobles), 2.3 rebotes, 2.0 asistencias y 16.3 de valoración.

Sebastián Orresta

El base de Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia será uno de los que se estrena en las convocatorias de la Selección Argentina. El oriundo de Tucumán tomó las riendas del conjunto patagónico en la última edición del Super 20, donde los de Martín Villagrán sufrieron una gran cantidad de lesiones y, a pesar de ello, consiguieron su lugar en la definición de la competencia. El ex Ferro fue el tercer máximo goleador del equipo en el torneo inicial, con 11.3 puntos (63.9% en dobles), líder de asistencias (3.6 por juego) y la tercera valoración promedio más alta de su equipo.



Carlos Delfino

Posiblemente, uno de los retornos más esperados a la Selección Argentina. El histórico integrante de la Generación Dorada volverá a vestir la camiseta albiceleste después de 5 años, tras los juegos Olímpicos de Rio 2016. Muchos habían esperado su presencia en los juegos de Tokio, lo cual era complicado ya que el «Lancha» sufría de una lesión en el pie al momento de terminar la participación en la máxima categoría de Italia, pero actualmente la realidad es distinta. El oriundo de Santa Fe llega como una de las figuras de la Lega, y máximo referente del Pesaro, equipo que registra actualmente un récord de 2 victorias y 7 derrotas. A pesar que los resultados no acompañaron, Carlos está viviendo una temporada espectacular, donde promedia 15.6 puntos (42.6% de efectividad en triples, 54.8% en dobles y 87.5% en tiros libres), 4.7 rebotes, 3.2 asistencias 2.0 robos y 16.9 de valoración en casi 30 minutos en cancha.

Luciano González

Chuzito retornó al país tras un buen paso por el Flamengo, donde se consagró campeón de la Basketball Champions League y la NBB. El recambio en el equipo, que tuvo las llegadas de Dar Tucker y Brandon Robbinson, dejó sin lugar al argentino, que a pesar de contar con otras propuestas del exterior, decidió regresar al país. Tras defender los colores de Quimsa en el Super 20, decidió abandonar el equipo por cuestiones personales y se sumó a Instituto de Córdoba. Sus grandes tareas en el torneo inicial del torneo le valieron la convocatoria de Néstor García tras promediar 14.1 puntos, 1.4 reboets, 2.7 asistencias y 1.3 robos en 28 minutos en cancha, teniendo una media de 10.6 de valoración en 10 juegos.



Martín Cuello

Instituto se consagró campeón del Super 20, de la mano de una gran tarea colectiva y actores individuales tales como Martín Cuello. Sin lugar a dudas, «Loku» fue una de las máximas figuras de la gloria en el torneo inicial, tarea que continuó en el inicio de la temporada de la Liga Nacional. En los 12 encuentros que terminaron consagrando a los de Lucas Victoriano, Martín fue el segundo máximo goleador del equipo (14.4 puntos, con 69.3% de efectividad en dobles y 42.9% en triples), segundo mejor asistente (2.9) y segunda máxima valoración (15.9). La tarea del alero se mantuvo en buen nivel en el inicio de la Liga Nacional, registrando altos goleos como en el encuentro ante Peñarol (21 puntos).

Matías Solanas

Otro de los retornos que tendrá la Selección Argentina con respecto a sus últimas presentaciones será la de Matías Solanas. El jugador de San Martín de Corrientes disputó los partidos clasificatorios a la Americup ante Chile y Colombia en febrero del presente año. En el encuentro con el país trasandino, aportó 10 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias, mientras que en la caída con el país cafetero completó su planilla con 5 unidades y 1 tablero. El entrerriano, que fue importante para Diego Vadell en la 20/21, volvió a tener un rol fundamental en el funcionamiento del equipo en el Super 20 y el inicio de la liga nacional. En los diez juegos que disputó en el arranque de la temporada, promedió 13.7 puntos, 4.0 rebotes, 2.8 asistencias y 12.9 de valoración.

Marcos Mata

La presencia del marplatense es otra de los grandes retornos a la Selección. El jugador de Aguada había estado en la lista presentada por Sergio Hernández para la extensa preparación previa al mundial de China 2019, pero por motivos personales decidió bajarse de la convocatoria. En la previa del torneo, había vestido la camiseta celeste y blanca en las primeras ventanas ante Paraguay y Panamá, en las últimas no pudo estar por impedimentos físicos, y fue reemplazado por Federico Aguerre. Tras su paso por el ascenso en Japón, se sumó a Aguada en la Liga Uruguaya. Allí se mantiene invicto, con un récord de 5 victorias de manera consecutiva, donde promedió 11.6 puntos (35.7% de efectividad en triples, 52.6% en dobles y 80% en tiros libres), 7.6 rebotes 2.2 asistencias 0.8 robos en 27.4 minutos en cancha.



Agustín Barreiro

Otro de los jóvenes debutante en la Selección Mayor. Tras dar sus primeros pasos en la Liga junto a Boca, fue cedido a Hispano Americano, donde cumplió un rol espectacular como sexto hombre del equipo, aportando buenos números al equipo (7.4 puntos, 6.3 rebotes y 0.6 asistencias en 19.8 minutos). Tras la buena temporada, decidió probar suerte en el viejo continente, donde se sumó al Zentro Basket en la Leb Plata. En su primera experiencia en el exterior, disputó 26 partidos, en los que tuvo una media de 11.9 puntos (42.4% en Tiros de Campo), 6.0 rebotes, 0.8 robos y 1.2 asistencias. En su vuelta a la Argentina, colaboró con el gran super 20 que tuvo Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia, siendo uno de los jugadores con mayor cantidad de dobles dobles en la temporada. En el torneo inicial, donde disputó 12 juegos, terminó con promedios de 10.8 unidades, 10.7 tableros y 17.5 de valoración.

Federico Aguerre

El Mudo es otro de los que podría repetir participación en la última convocatoria de la Selección Argentina, por los clasificatorios a la Americup. En la victoria ante Chile (99 a 65) colaboró con 18 puntos, 2 rebote, 1 asistencia y 1 robo en 19 minutos en cancha. En los diez juegos disputados con Boca fue el tercer máximo anotador del equipo (12.7 puntos), segundo mejor rebotero (6.8) y escolta en valoración (17.4). Números que se mantuvieron bastante estables en el inicio de la temporada de la Liga Nacional.

Juan Francisco Fernández

El jugador del Fuenlabrada es uno de los pocos que se sumará desde el exterior (junto con Carlos Delfino y Marcos Mata). El joven de 19 años (recién cumplidos) fue uno de los más destacados en el mundial U19 disputado en Letonia. Allí promedió 14 puntos, 7.7 rebotes, 1.9 asistencias, 1.7 robos y 10.7 de valoración en los 7 partidos disputados. Su gran tarea en la Liga EBA le valió la convocatoria a la preselección de la mayor en la previa de los Juegos Olímpicos. Lamentablemente por cuestiones de visado y tras quedar varado en Alemania, no logró sumarse a la preparación en Las Vegas. En la actual temporada de la cuarta categoría de España, promedia 17.4 puntos, 6.4 rebotes, 1.5 robos y 0.9 asistencias. La gran noticia fue su debut en la Liga Endesa, en la caída de su equipo ante el Real Madrid.



Nicolás Romano

El líder de Instituto era un indiscutido en esta convocatoria. Tras unas finales excepcionales con San Lorenzo en la edición 20/21 de la Liga Nacional, donde fue fundamental en el último juego, el oriundo de Junín volvió a Instituto, y se convirtió en la máxima figura de La Gloria. En los 12 encuentros disputados en el Super 20, el interno colaboró con 16.4 puntos (con 64.1% de efectividad en dobles), 8.3 rebotes, 1.8 asistencias y 1.1 robos, totalizando un promedio de 21.8 de valoración en casi 30 minutos en cancha. En el inicio de la Liga Nacional, la tendencia del goleador se mantuvo y hoy es el máximo goleador (15.5) del equipo dirigido por Lucas Victoriano, el mayor rebotero (8.2) y la valoración más alta (23).

Martín Fernández

Una historia de superación y crecimiento constante en nuestra Liga Nacional. A fines del 2017, el mendocino sufrió una rotura de ligamentos cruzados en su rodilla derecha mientras defendía los colores de Deportivo Viedma. Tras su recuperación, pasó nuevamente por Bahía Básquet y posteriormente se sumó a Regatas Corrientes, en búsqueda de nuevos desafíos deportivos. Allí, claramente, la cantidad de minutos en cancha se vieron afectados, pero entendió que Lucas Victoriano le daría las oportunidades necesarias para seguir mejorando en su desarrollo. La evolución en la edición 20/21 le valió la convocatoria a la Selección Argentina que participó de las ventanas clasificatorias a Americup. En la victoria ante Chile por 99 a 65, Tincho aportó 6 puntos, 2 rebotes y 1 robo en 14 minutos en cancha. En la última edición del Super 20, Fernández tuvo una media de 32.8 minutos en cancha, en los que promedia 10.3 tantos, 5.6 tableros, 1.9 pases gol y 13.9 de valoración.



Tayavek Gallizi

Uno de los abonados a las convocatorias de la Selección Argentina en el último tiempo es, sin lugar a dudas, el jugador de Instituto de Córdoba. El interno fue subcampeón en el mundial de China 2019, con buenos aportes viniendo desde el banco, sobre todo en el aspecto defensivo, una faceta que ha logrado mejorar con el paso de los años. Tras varias temporadas en Regatas, decidió cambiar de rumbo hacia La Docta, donde logró ser uno de los pilares más importantes de uno de los máximos candidatos al título. En el Super 20, torneo que le dio el primer título al conjunto cordobés, el oriundo de Santa Fe promedió 11.6 puntos (con 54.1% de efectividad en dobles y 81% desde la línea de tiros libres, un importante recurso para el interno), 4.6 rebotes y 13.9 de valoración (la tercera más alta del equipo).

Kevin Hernández

Cualquier seguidor de la Liga Nacional ha notado al pasar las temporadas la evolución de Kevin Hernández. Quizás sus temporadas en Ferrocarril Oeste haya sido el inicio de este camino de superación para el interno que, a medida que pasaron los años, le fue agregando distintos aspectos a su juego. Su crecimiento en el equipo de caballito fue notable, en la 16/17 presentó una media de 7.0 puntos, 3.8 rebotes y 1.8 asistencias en 17 minutos. Año a año fue incrementando su juego, y culminó su paso en el verdolaga con un promedio de 13.2 unidades, 8.3 tableros y 1.8 pases gol. Tuvo su momento de gloria en San Lorenzo, donde pudo consagrarse campeón de la Liga Nacional, creando una dupla interna temible junto a Roberto Acuña. Ya con Boca, fue una de las figuras del equipo en el Super 20, donde aún no tenía la compañía de Eloy Vargas en la zona pintada. Su gran tarea en el torneo inicial le valió la convocatoria de Néstor García, después de presentar una media de 13.2 puntos, 8.9 rebotes, 1.8 asistencias, 19.6 de valoración (la mas alta de todo el equipo).

Lautaro Berra

La historia de Lautaro es otra de las grandes anécdotas de superación de nuestro básquet y, sin lugar a dudas, una de las grandes recompensas de las formativas del país. El interno luchó contra un tumor benigno que tuvo que ser extraído y una rotura de ligamentos en el 2017. A medida que su físico lo fue acompañando, encontró la regularidad que necesitaba en Obras, siendo una pieza importante del equipo en la 20/21, promediando 9,1 puntos, 3,3 rebotes y 7,3 de valoración en 21,3 minutos de promedio en la Liga Nacional y con 11,0 puntos y 2.5 rebotes en la Basketball Champions League. Sus buenas producciones le valieron la convocatoria de Gabriel Piccato para la clasificación a la Americup del 2022. El crecimiento de Lautaro se mantiene en constante aumento. Junto a Joaquín Rodríguez y Juan Pablo Venegas fue una de las piezas importantes en la última edición del Super 20, donde el equipo de Núñez logró la clasificación al Final 8.

Con el testimonio de Kévin Hernández, Martín Fernández y Lautaro Berra, así fue el informe de UCU TV.

Nota: Ison Patoco | @isonpatoco



Artículo anterior«Fue la liga más pareja que me tocó vivir»
Artículo siguienteLas mejores actuaciones en el cierre de la primera fase de la LFB