(Foto: FIBA)

Tras un holgado triunfo en la primera jornada, la verdeamarela volvió a derrotar a Chile, esta vez por 81 a 55 con un gran segundo tiempo que les permite volver a posicionarse en lo más alto del grupo B y afrontar la próxima ventana con posibilidades de asegurarse un lugar en la próxima fase.

Tras un inicio parejo en el que el elenco de Cristian Santander pudo sostener el ritmo de juego, lo que no logró sostener fue la efectividad, algo que sí pudieron hacer los de Gustavo Conti, que pese a no tener el mejor de los parciales pudo tomar una ventaja considerable. Ya en el segundo tiempo, liderados por Vitor Benite supieron pisar el acelerador y, con una mayor fluidez en el traslado del balón, encontraron mejores tiros para seguir agrandando su liderazgo. Con la ventaja puesta en ele electrónico, Conti inició con la rotación de sus jugadores y, con piernas frescas, corrió bien la cancha para sacar la máxima y definitiva ventaja de 26.

En Brasil lo más destacado fue lo realizado por el interno Lucas Mariano, que fue el máximo anotador del equipo con 17 puntos, cuatro rebotes e igual cantidad de asistencias. Además, Tim Soares lo siguió con 16 tantos y seis rebotes, mientras que George De Paula cerró con 10.

Para Chile, lo mejor pasó por las manos de Manuel Suárez, que aportó 17 unidades y ocho rebotes en el conjunto de Santander. Por su parte, Sebastián Suárez culminó con 11 y ocho rebotes e Ignacio Arroyo lo hizo con 10.

En la próxima ventana clasificatoria al Mundial de 2023, que se llevará a cabo en sede a definir entre el 25 y 28 de febrero, los brasileros tendrán un duelo clave en la primera jornada ante Uruguay, con quien comparten el liderazgo del grupo, para luego enfrentar a Colombia. En tanto que los chilenos deberán jugar frente a los mismos seleccionados pero en orden cambiado.

Artículo anteriorUruguay se va invicto de Buenos Aires
Artículo siguienteErik Thomas continuará su carrera en Colombia