Bruno Lábaque, mánager de Atenas de Córdoba, pasó por UCU Radio y habló de todos los temas; la repentina salida de Diego Gerbaudo del equipo, la lesión del Magee, el extranjero que llegó el domingo y aún no debutó, las negociaciones para extender a 2 años el contrato de Mosley, la banca a Sebastián Saborido a pesar del mal comienzo en la Liga, en qué está la situación del estadio y mucho más.

«Tratamos de convencer a Diego Gerbaudo de que se quede, pero tenía la idea fija, dijo que hasta después de las fiestas no quería jugar al básquet y tomó esa decisión. Necesitaba tiempo para él y su familia. Tiene todo mi apoyo y estoy para lo que necesite».

«Me ilusioné con el juego que mostramos en el Súper 20, pero después fueron pasando cosas que te van desacomodando y no nos dejan estar tranquilos. Ahora trajimos el extranjero que presenta un inconveniente físico. Estamos trabajando mucho y hay mucho profesionalismo del cuerpo técnico y de los jugadores. Estamos buscando siempre la solución para el equipo. Le mandé un mensaje a Titi Cortés que sé que está libre. Tratamos de trabajar en armonía».

«El apoyo al equipo es total desde el primer día. Esto es al principio y no a la mitad de temporada. No pienso en instituto o Boca, porque sabemos que están unos escalones más arriba. A Instituto le ganamos con el equipo que tenemos y menos jugadores. Los jugadores que están pueden jugarle de igual a igual a cualquiera, pero sin dudas que cuando hay derrotas cuesta un poco más. Queremos usar este mes como laboratorio para ver que fichas incorporar«. 

«El estadio ya está todo pagado, no se debe ninguna cuota. La próxima semana habrá un corte en la calle para armar toda la estructura. Según indicó la empresa sería febrero o marzo».

«Con Sebastián Saborido tengo la mejor relación, es un tremendo laburador. Tiene todo nuestro apoyo, el de la dirigencia y el mío personal. No se murió nadie y le dije que lo necesitaba ver más contento y buscar la solución. Yo creo en los proyectos y no quiero ser de la trituradora de entrenadores por perder partidos. Trato de hacerle entender a los directivos que hay que creer en los proyectos a largo plazo«.  

Foto: Atenas

Artículo anteriorTres partidos en el reinicio de la Liga Nacional
Artículo siguienteLos Nuggets no tienen respiro con las malas noticias