SAN FRANCISCO, CA - APRIL 12: Facundo Campazzo #7 of the Denver Nuggets plays defense on Stephen Curry #30 of the Golden State Warriors during the game on April 12, 2021 at Chase Center in San Francisco, California. NOTE TO USER: User expressly acknowledges and agrees that, by downloading and or using this photograph, user is consenting to the terms and conditions of Getty Images License Agreement. Mandatory Copyright Notice: Copyright 2021 NBAE (Photo by Noah Graham/NBAE via Getty Images)

El juego Denver-Golden State del jueves se pospuso a raíz de numerosos casos positivos dentro de los Nuggets, según anunció la NBA.



Es el segundo juego de los Nuggets esta temporada que se pospone como resultado de un aumento en los casos de COVID. El otro fue en Brooklyn el 19 de diciembre.

Después de que Bones Hyland, Jeff Green y Zeke Nnaji ingresaron al protocolo de salud y seguridad el jueves, los Nuggets no tuvieron ningún caso nuevo antes de que se tomara la decisión de posponer el juego, dijo una fuente a The Denver Post.

Fue una decisión más práctica porque para que los Nuggets llegaran a los ocho jugadores disponibles exigidos por la NBA, habría requerido que al menos uno o dos de los jugadores lesionados de Denver hubieran jugado. Monte Morris, Aaron Gordon, Vlatko Cancar y Austin Rivers fueron listados como cuestionables en el informe de lesiones del equipo el jueves.



Morris, Gordon y Cancar se perdieron el partido del martes contra Golden State.

Fuera del grupo de lesionados, los únicos jugadores sanos disponibles fueron Will Barton, Facu Campazzo, Nikola Jokic, Bol Bol, Petr Cornelie, JaMychal Green y Davon Reed, quien estaba listo para firmar un tercer contrato de 10 días con el equipo el jueves.

El entrenador de los Nuggets, Michael Malone, dio positivo por COVID, al igual que dos entrenadores asistentes, dijeron varias fuentes a The Post el jueves.

Artículo anteriorLa peor noticia para los Cavaliers
Artículo siguienteAsí están los equipos de la Liga