Si bien todavía no es oficial, desde UCU podemos confirmar que el partido del 10 de enero entre Riachuelo de La Rioja y Regatas Corrientes se disputará sin público. El motivo es que en el último juego llevado a cabo en el Superdomo entre el local e Instituto, el 17 de noviembre del 2021, el tridente abritral estuvo cerca de ser agredido físicamente por proyectiles lanzados desde la tribuna, así que desde el Tribunal de disciplina tomaron la decisión de darle un partido a puertas cerradas.



Artículo anteriorDenver se recuperó ante los Kings
Artículo siguienteTodo listo: este domingo vuelve Klay Thompson