Herman Mandole, entrenador de la Selección Argentina Sub-18 masculina, que está disputando el Campeonato Sudamericano FIBA en Caracas, Venezuela, habló en UCU Radio sobre el debut ganador ante Ecuador (75-73) y en la previa del duelo ante Chile, este martes (16 hs. de Argentina). El DT se refirió a su presente y aspiraciones con la Selección.

«En el debut los nervios hicieron que el juego se diera así, pero Ecuador tuvo un gran mérito. Con respecto al desarrollo, se notó cuando elegimos el roster porque tenemos chicos altos en la plantilla y sabíamos que era difícil jugar bien y lindo cuando le hacés hacer a los chicos cosas a las que no están acostumbrados. Los chicos tienen talento, al competir con chicos más bajos y picantes nos complicamos, pero veo bien a esta camada. Me gusta el talento que hay y creo que tienen posibilidades de jugar en la selección mayor de acá a cinco años«.

«Hay chicos que me comentan que quieren ir al exterior, a una cuarta categoría, y por ahí le conviene en ese caso quedarse a jugar en algunos equipos de Argentina. Prefiero hablar con nombres propios y de cosas concretas».

«Hay objetivos como el de entrar a semifinales, clasificar a la Copa America de junio y también lo del desarrollo. No pensamos solo en el torneo por más que queremos ganar y lo tomamos como parte de la formación. Hay chicos más jóvenes y los estamos probando para que se puedan medir y ser parte del futuro«.

«La mayoría de los chicos en el Sudamericano son debutantes, eso se dio post pandemia y llevará un tiempo que se acomoden y a partir de eso se empezarán a ver partidos más competitivos».

«La presencia de Néstor García sumó mucho como también haber podido entrenar con Luca Vildoza. Todo es ganancia para los chicos. Ya salieron los nervios en el debut y estoy confiado que lo vamos a hacer mejor contra Chile. La experiencia de la preparación no se la van a olvidar y confío en que podamos jugar mejor».

«Contra Ecuador no la embocamos y pienso que eso nos sacó un poco del rumbo del partido. Nos dejamos llevar por los nervios porque dejamos de defender y tuvimos equivocaciones por estar desconcertados. Eso no debía pasar, pero a esta edad puede pasar. Esto es una lección. Cuando no la embocamos, que la identidad sea defender en grupo porque la pelota va a entrar. Habíamos estudiado a Ecuador y a sus bases, que nos hicieron muchos puntos, que eran jugadores con energía y tenían tiros raros. Pensábamos podíamos controlar más el partido como lo hicimos en el primer cuarto. Ellos tiraron tiros difíciles, incluso con buenas defensas nuestras, y empezamos a sufrir el partido porque no estaba en los planes de nadie perder este juego. Estoy convencido con el equipo y el staff que elegí y pienso que contra Chile y Venezuela vamos a jugar mejor«.

«Es el trabajo más importante de mi vida, tenía ofertas en el exterior y elegí estar en la Selección, que es la mejor oferta del país. Aprendo mucho de (Néstor García) y eso también hizo que todo sea más fácil. Como soy asistente en la selección mayor tenía que encontrar mi lugar. A la Selección Argentina se viene a dar no a pedir».

Fotos: FIBA y CAB

Artículo anterior«Ganamos un partido clave, pero todavía el objetivo no está cumplido»
Artículo siguiente¿Y cómo no vas a soñar, Peñarol?