Foto: Eurocup

Ya casi sobre el cierre de la fase regular, el Gran Canaria cayó en condición de visitante ante la Virtus Bologna, con un ajustadísimo 70 a 68. Mas allá de la caída, el equipo amarillo mantuvo su primer lugar del Grupo B, con un récord de 12-5, por encima de Valencia (11-5) y, justamente, su rival en la jornada de hoy (10-7).

Nicolás Brussino no tuvo la mejor de sus participaciones. El argentino vio acción por 11 minutos, en los que no logró sumar puntos (0/1 TC), y colaboró con 2 rebotes y 1 asistencia. Dylan Ennis volvió a ser la figura del equipo español, que completó su planilla con 19 puntos, 4 rebotes y 1 asistencia.

En la Virtus, que no pudo contar con Milos Teodosic Teodosic ni Marco Belinelli encontraron en Daniel Hackett lo más efectivo del plantel. El ex CSKA colaboró con 14 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias. Hablando del equipo ruso, Tornike Shengelia fue otro de los destacados, con 11 unidades y 9 tableros.

El Granca volverá a ver acción el próximo 31 de marzo por Liga Endesa, visitando al San Pablo Burgos. Posteriormente, también en la ruta, se medirá contra el Baskonia. Por el torneo continental, recibirá al Reyer Venezia el 6 de abril, en el cierre de la fase regular.

Artículo anteriorAgónica victoria del Barcelona
Artículo siguienteConfirmados los cuartos de final de La Liga Femenina