Foto: Prensa Regatas

Misterio develado para el cierre de la reclasificación. Regatas venció a Riachuelo 92 a 85 en el tercer encuentro de la primera ronda de post temporada, y sacó su pasaje a la siguiente etapa, donde se medirá ante Instituto. De esta manera, también quedaron definidos los demás cruces de cuartos de final.

Parecía que iba a ser un triunfo claro del remero, que sacó una diferencia que alcanzó a ser de 14 puntos, pero la paridad se hizo presente en el juego. Los riojanos, de la mano de Selem Safar desde el perímetro, más Nacho Alessio y Pablo Espinoza en la zona pintada, logró acercarse a un doble (85-83) sobre los últimos minutos del encuentro. Pero fue la señal de alarma para las aparición de Paolo Quinteros, que lideró la reacción del local para terminar de festejar, lamentablemente sin su gente, que se perdió de este espectáculo.

Los dirigidos por Fernando Calvi volvieron a disfrutar de un goleo muy repartido, donde Facundo Piñero terminó como el máximo anotador en Regatas, con 21 puntos. Viniendo desde la banca, Marco Giordano colaboró con 13 unidades; mientras que Xavier Carreras y Aguirre acumularon 12 tantos cada uno.

En los Riojanos, Selem Safar volvió a destacarse desde el goleo, aportando 20 puntos (con 6/13 en tiros de campo) y 4 asistencias. Pablo Espinoza y Nicolás Paletta fueron otros de los más importantes en el sector ofensivo, con 14 y 13 unidades, respectivamente. Rodrigo Sánchez completó el cuarteto ofensivo, con 12 tantos.

Artículo anteriorLas cosas en su lugar; Phoenix selló su clasificación
Artículo siguienteRocamora arrancó sufriendo pero ganó