Foto: Federico Levita

La frase «no apta para cardíacos» no es algo que no se haya escuchado antes en el mundo del básquet, pero realmente el juego que disputaron San Martín e Instituto se merece tal reconocimiento. Los correntinos llegaban nuevamente con la obligación de ganar ante su público para mantenerse en la competencia, y llegó a parecer que la situación no iba a ser favorable, pero con una reacción increíble y una plegaria de Leo Mainoldi, los dirigidos por Diego Vadell ganaron por la mínima, 74 a 73, y llevarán esta semifinal de nuevo a Córdoba para un quinto juego.

La gloria dominó durante gran pasaje del encuentro, llegando a despegarse en el marcador en el primer cuarto, el cual fue 20 a 15 a su favor. Pero, tal como sucedió a lo largo de toda la serie, la reacción se hizo presente de parte de su contrincante. Mejorando las defensas y siendo más contudente en el sector ofensivo, San Martín logró ponerse a tiro nuevamente para irse al descanso largo cayendo por la mínima (29-30) con muchísimo para definir en la segunda mitad.

A la vuelta a la acción, de la mano de Gastón Whelan y Luciano González, Instituto encontró la mejor versión de su juego, castigando desde el perímetro y con la buena tarea de Gallizi en la zona pintada se escaparon a siete (42-49) al inicio del último parcial. En el cuarto definitivo, los locales encontraron muchísimas manos anotadoras, que complicaron las defensas de la gloria. Con la paciencia de un experto fue poco a poco limando la distancia hasta ponerse a un dígito, con la pelota para la gloria. En ese momento, una falta en ofensiva se le pitó a Luciano González, dejando el destino en manos del santo a siete segundos del final.

Matías Solanas fue el encargado de medirse ante Tayavek, pero el interno impuso su físico para que no lograra anotar, tras un palmoteo, la pelota cayó en manos de Mainoldi, que apuntó al tablero y encestó cerca del aro para que San Martín pase al frente, con tan solo 0.5 décimas en el reloj. Sin tiempos muertos para pedir, la gloria no logró encontrar el milagro que cierre la serie y deberá viajar a Córdoba nuevamente.

El miércoles, desde las 21hs Instituto y San Martín se medirán en el quinto y definitivo juego de esta semifinal, buscando un lugar en la definición de la máxima categoría de nuestro básquet.

Artículo anteriorSe definieron los cruces en Leb Oro
Artículo siguienteEl Heat dijo presente en Boston y recuperó la localía