Oliver Harri, luego de su experiencia por España y ahora en Bolivia, jugando la Liga Nacional de Bolivia para el Club Calero, habló en Latinoamérica Podcast (jueves a las 14hs. por UcU Web Radio), con Santiago Ortega, para contar todo sobre su presente. Reviví la nota con las mejores frases:

“Es nuevo para todos nosotros. Al llegar, no sabía que hacer por las discusiones entre los clubes bolivianos. Hasta el momento, ambos torneos corrían con normalidad. Yo ya tenía todo arreglado con Calero para la Liga Nacional”.

“Hubieron muchos comunicados y avisos de sanciones internacionales pero ya hablamos con los agentes y abogados para que no suceda nada. Esperemos que después estemos todos en la selección boliviana. Lo bueno es qué hay equipos y espacios nuevos”.

“Lo complicado es el tema entrenamiento en la cancha municipal porque son 5 equipos en Potosí y es difícil el tema logística. Fue un gran paso para mí salir a jugar fuera de mi país. Pero fue difícil adaptarme y salir de mi zona de confort”.

“Vine con muchas cosas aprendidas de España, más trabajador y con importante rol en el equipo. Espero hacer una gran temporada ahora en Bolivia y aportar un granito de arena para mi club Calero pero me falta falta defender exteriores”.

“Me gustaba ver mucho a Fabricio Oberto. Sería un sueño jugar la Liga de Argentina. Cuesta jugar a más de 4500 metros del nivel del mar pero quiero dar la talla y cumplir con mis objetivos. El básquet boliviano ha dado un gran salto en estos años”.

“Estructuralmente estamos bien en Bolivia pero hay que mejorar lo organizativo. La Libobasquet y Liga Nacional son muy cortas. Hay que ponerse las pilas con las fechas porque en otros países se arman muy bien y luego se notan las diferencias”.

Foto: Archivo

Artículo anteriorAgustín Cáffaro, la sexta ficha mayor de Peñarol
Artículo siguiente Juan Manuel Nardini: “Quiero poner mi impronta en Héroes de Falcón”