El Real Madrid volvió a caer, esta vez ante Anadolu Efes (76-60) en la cuarta jornada de la Euroliga en un partido disputado en el Sinan Erdem Dome de Estambul, que se llenó con más de 16.000 espectadores. Esta fue la segunda derrota en la competencia europea para el equipo de Pablo Laso que suma récord 2-2.

Gabriel Deck fue el mejor de los argentinos, con su aporte de 10 puntos (2/4 en triples), 3 rebotes y 3 asistencias en 26:45 minutos, mientras que Facundo Campazzo aportó 5 puntos y 7 asistencias en 26:48 minutos y Nicolás Laprovittola aportó 1 rebote y una asistencia en 5:42 minutos. Sergio Llull con 14 puntos fue el máximo anotador del equipo español.

En el equipo turco, los mejores fueron Dunston Bryant y Simon Krunoslav con 17 tantos cada uno.

Al finalizar el encuentro, Pablo Laso expresó: «Si quieres competir a este nivel tienes que jugar mucho mejor en ataque, donde hemos dado solo 14 asistencias y hemos perdido 16 balones. En defensa hemos hecho cosas buenas por momentos pero tenemos que mejorar. Hoy no hemos estado bien en el juego colectivo”.

En tanto, Facundo Campazzo, afirmó: “Sabíamos que iba a ser un partido duro en una cancha difícil. Para ganar aquí teníamos que jugar un baloncesto inteligente y agresivo, y creo que es lo que nos faltó en los momentos importantes”.

“Esta Euroliga tiene una competencia muy intensa. Te demanda el cien por cien tanto física como mentalmente. Para pelear por grandes cosas uno tiene que poner todo en cada cancha y más de visitante, donde tenemos que intentar conseguir victorias. Hay que pasar página, entrenar y pensar en el siguiente partido”.

Por su parte, Barcelona (4-0) superó a Crvena Zvezda Belgrade por 73-65 como visitante sin puntos de Leandro Bolmaron en 9:12 minutos, pero con 3 asistencias.

 

Fotos: Euroliga

Artículo anteriorIgnacio Alessio: «Estamos en estado de emergencia»
Artículo siguienteGiannis volvió a su hábitat natural – NBA