Claudio «Pata» Pereyra, ex jugador y representante de jugadores en Uruguay, habló en UCU Radio, donde se refirió a distintos temas alrededor del básquet de Latinoamérica y en especial el inicio de la Basketball Champions League de América. Además, se refirió a la situación de Mathias Calfani Alex Pérez y Javier Justiz.

«Estoy contento con el inicio de la Basketball Champions League de América, deseo que sea con éxito». 

«El básquet continental no puede escapar a la situación económica de cada país y cuando se está en crisis es difícil el desarrollo como en el caso de Argentina, Venezuela y también Brasil, comparado a lo que era hace años. Es un momento súper desafiante, las crisis encierran oportunidades«.

«La Liga de Argentina no es la única que está pasando por un momento difícil, pero se nota. Tiene una competencia con jugadores más jóvenes, pero todos juegan bien al básquet, conceptualmente la mejor competencia de América«. 

«La estructura, la calidad de sus entrenadores y el tiempo que se le dedica es superior en Argentina. El básquet argentino ha construido una marca y hay una brecha importante en la capacidad que hay de desarrollar un talento en Uruguay y en Argentina y esa es una de las razones por la cual trato de posicionar a esos chicos que tienen potencial en un lugar donde puedan florecer o acercarse a ser la mejor versión de ellos mismos y mi experiencia me indica que Argentina es el lugar ideal«. 

«Tratamos de llevar a los proyectos jóvenes a la Argentina para que se desarrollen. Uno trata de ser cuidadoso eligiendo los equipos, no solo pensando que el club está bien, sino donde pueda tener tiempo en cancha». 

«Nadie puede obviar que la situación del país en Argentina no es fácil. Hay muchas complicaciones para conseguir el dinero. La relación de Mathias Calfani con San Lorenzo es cordial basada en la educación, pero no han cumplido con lo que se pactó y se inició una demanda en FIBA. Es un lugar incómodo en el que estamos tanto Mathias como yo, pero estamos ahí porque hay algo que no se cumplió».

«Las situaciones de Alex Pérez y Javier Justiz ya las ganamos y el club va a tener que pagar lo que debe y esperamos la resolución de Mathias. No es un lugar cómodo para los agentes, hay muchos que lo evitan sobre todo cuando el jugador tiene la calidad humana y profesional como la de Mathias, que ha dejado su huella como persona y profesional y es una lastima que su ciclo con el club termine de esa manera, pero a veces no hay otra opción. Con Martín Osimani tuvimos una situación similar con Peñarol de Mar del Plata. Los agentes argentinos no quieren involucrarse en este tipo de situaciones porque no son cómodas«. 

Foto: personal

Artículo anteriorCambio en la NCAA: los atletas podrán cobrar derechos de imagen
Artículo siguienteTres locales y Parque Sur dio el golpe en la ruta