Si la temporada había empezado mal para los Warriors, el martes empeoró con la lesión de Curry. Pero las malas noticias no paran de llegar, ya que si bien el base tirador y principal emblema del equipo fue operado con éxito esta mañana de su muñeca izquierda, la recuperación le llevará al menos tres meses para poder volver a disputar un partido.

El comunicado:

El momento de la lesión:

Artículo anteriorRovira Ubal: «Estuvimos a la par del mejor equipo de América»
Artículo siguienteLuis Scola y su Olimpia Milano, a la cima de la Euroleague