Nicolás Ferreyra, base del Club Deportivo Valdivia de Chile, pasó por los micrófonos de UCU Radio, donde habló sobre su presente en el básquet chileno y la situación el país tras las diferentes manifestaciones en los últimos días.

«Lo más peligroso y más alarmante pasó, ahora está todo un poco más tranquilo por la seguridad, en un principio nos tomó por sorpresa, pero la gente se sigue manifestando, pero es un poco más tranquilo cada vez y de a poco se va adaptando de nuevo a la normalidad. Hace dos noches hubieron saqueos y prendieron fuego a alguno lugares emblemáticos y eso hace que la policía vuelva a salir a la calle y hace que todo se retrase». 

«Al estar en un estado de emergencia decretado y un toque de queda a partir de las 7 de la tarde todos los acontecimientos estaban suspendidos y ahora se normalizó. Entrenamos cuando se puede, a veces lo podemos hacer en horarios que no hay manifestaciones. Generalmente es a la mañana, a la tarde hay marchas o toque de queda. Si todo sigue así no vamos a jugar este fin de semana». 

«Entre nosotros vivimos cerca, el lugar es seguro, era chico pero en Argentina viví cosas feas y es inevitable que no se te vengan recuerdos de lo que uno vivió en Argentina, y te genera un poco de pánico porque uno está preso en su propia casa. Tratamos de estar lo menos expuestos posible, es raro ver a los militares en la calle«. 

«Veníamos a buscar una estabilidad económica en Chile y pasó esto, pero hay que aguantar un poco». 

«Estaba todo preparado para el debut en el torneo internacional en la Basketball Champions League de América, deberíamos haber jugado. En el Coliseo casi estaban agotadas las entradas, que son entre 4 o 5 mil. Es una gran acontecimiento para la ciudad y se frenó todo de golpe. No se sabe si la liga va a continuar y hay mucha incertidumbre«. 

Así comunicaba en las redes sociales el CD Valdivia la situación:

Foto: CD Valdivia

Artículo anteriorEl amor por el básquet le salvó la vida
Artículo siguienteLo mejor de Tucker en la victoria de San Lorenzo