El Real Madrid superó a Khimki de Rusia con una exhibición al ganarle por 104 a 76.  El conjunto español abrió la la doble jornada de Euroliga, porque el viernes vuelve a jugar, sumando su sexta victoria, quinta consecutiva en el WiZink Center, para seguir intratable ante su afición. Derrotó de forma brillante al Khimki, uno de los grandes aspirantes a la Final Four, en un partido muy completo y con una primera parte de récord: 65 puntos, la más anotadora de su historia en esta competición. Funcionó todo y muy bien. Randolph (19 puntos y 23 de valoración), Campazzo (15 y 22) y Tavares (15 y 22) lideraron a seis jugadores en dobles dígitos en valoración. También destacaron Mickey, Deck y Thompkins.

El DT Pablo Laso consiguió con esta lograr llegar a las 500 victorias con el Real Madrid. El viernes el rival será el CSKA Moscú como local en el WIZINK CENTER.

Facundo Campazzo terminó con 15 puntos, 5 asistencias y 2 rebotes en 23 minutos, Gabriel Deck aportó 9 tantos, 5 rebotes y 4 asistencias en 29:13, mientras Nicolás Laprovittola no anotó puntos en 11:14 minutos, pero sumó 2 rebotes y una asistencia.

Gabriel Deck habló tras el partido: “El equipo ha estado concentrado desde el inicio. Hemos hecho un gran trabajo durante los 40 minutos. El equipo ha estado concentrado desde el inicio y nos vamos contentos por la victoria. Hemos estado muy bien en defensa. En ataque hemos estado acertados. Ellos son un equipo que anota mucho pero hemos hecho un gran trabajo para frenar a sus jugadores». 

“Semana a semana vamos mejorando cosas y tenemos que seguir por esa línea. El objetivo era empezar bien la semana, que es muy dura y exigente. Ahora ya solo pensamos en preparar el siguiente partido”.

Fotos: Real Madrid

Artículo anterior«Nuestra ansiedad se tiene que transformar en energía positiva»
Artículo siguienteMarcos Saglietti: «Creo que la vida en los clubes es lo más sano que hay»