El base y capitán de Atenas, Franco Baralle, dialogó en Paso Cero por UcU Web Radio, donde, además de jugar un rato, demostró su claridad para ver las cosas y dejó unos conceptos más que interesantes sobre la vuelta a los entrenamientos, la LDD, su paso por Rocamora y su aprendizaje con Maxi Stanic.

El joven de 21 años, en el comienzo, explicó que en Córdoba pueden salir a correr y hacer actividades para despejar la cabeza. "Se habilitaron el paddle -donde expuso que se defiende bastante bien-, tenis, salir a correr, andar en bicicleta. Hago un poco de todo, y tampoco todos los días, porque no beneficia mi físico hacerlo todos los días, pero lo hago para despejar los fines de semana. Hago cosas en casa con los elementos que nos pudimos traer del gimnasio del club".

La vuelta de los entrenamientos

Pero sin dudas, el base extraña picar la pelota, como todos los amantes del básquet, y así lo demostró en sus redes sociales: "Ese día me levanté y dije 'voy a tirar este tweet para ver qué opina la gente'. Estaba enojado y confundido por ciertas cosas que se pueden hacer, y otras no. Te da impotencia ver que en algunos lugares se puede aglomerar gente, y que uno no puede ir a una cancha a tirar al aro. Hay algunos que entendieron que yo pretendía que vuelva todo el equipo a entrenar de forma colectiva, pero no, eso lo veo imposible. A lo que yo iba era a arrancar los entrenamientos individuales de a poco. Es mucho tiempo cinco meses sin tocar la pelota".

"Si la liga está pactada para que arranque en octubre, noviembre, y nosotros arrancar a entrenar un mes antes, no creo que podamos ponernos en forma. Porque no vamos a entrenar el mes entero todos los días, porque el cuerpo no va a saber responder. Si vos empezás de a poco, a correr, a tocar la pelota, vamos a poder arrancar mejor, y la liga va a tener un nivel acorde de jugadores".

"Pero tampoco se si hoy en día para el país sea esencial que nosotros debamos entrenar. Pero hay programas que van personas que entran de la calle, que tuvieron contacto con un montón de personas y no sabes si estuvo en contacto o no con el virus. Yo lo que decía es ir de a uno, a empezar a movernos, de a una hora cada uno, cambiando los turnos. Pero esto me sobre pasa a mí".

"Además, si vuelve uno, van a querer volver todos, querer desde los profesionales hasta los mosquitos, como mi hermano, que juega en el minibásquet del club, y entrenan 2 o 3 días a la semana por Zoom, y yo digo 'pobres los chicos que tienen que hacerlo desde la casa y no pueden salir a sociabilizar al club'. El club es una segunda casa para los más chicos, pero no sólo del básquet, sino cualquier deporte. Es lo más saludable que puede haber. Que tus hijos o hermanitos vayan al club, se diviertan, se olviden de las otras cosas que hay en la casa, y poder conocer gente nueva. El minibásquet te permite conocer otras provincias, lugares, y eso está buenísimo. Es admirable lo que están haciendo ahora los profes, que siguen enseñándoles de forma virtual".

"La gente de Atenas, no es que te reconoce la mayoría, pero gente grande te pregunta 'Che, ¿qué pasa con Atenas, que no figura en los primeros planos?', y yo le tengo que decir la verdad. No está más Marcelo (Milanesio), Pichi (Campana), Oberto; no están más esos jugadores. Hay un cambio, cambió la Liga. El Atenas de ese momento a lo mejor sería San Lorenzo ahora. Pero el básquet se vive de forma pasional. La gente recuerda el básquet de Atenas de hace un par de años. Y el hecho de que haya subido Instituto permitió que se masifique más, y que los partidos entre los equipos  se jueguen a cancha llena".

La Liga Nacional 2020/21

"Con el equipo no estamos entrenando. Pero ya pasa más por la dedicación y profesionalización de cada uno. El PF nos dejó una rutina, pero cada uno entrena por su parte. A mi me queda una temporada más de contrato con el club por lo menos".

"Creo que la mayoría se va al exterior por trabajo. Se fueron muchos jugadores grandes, con familia, y necesitan mantenerlas. Muchos también se fueron por las ganas de querer volver a entrenar. Una cosa es para mí estar cuatro meses parado y volver, pero para un jugador de 30 años no es lo mismo. Leiva salió a decir que la Pandemia no lo va a retirar. Y eso también, porque a ellos les puede costar más tiempo recuperarse de estos meses parados y necesitan entrenar".

"Creo que esta Liga va a ser de transición. El nivel va a ser más bajo porque se han ido muchos jugadores. Por suerte los que se fueron a México van a poder volver. Hay otros que seguramente no vuelvan, como Marcos Mata. Va a ser de transición, una Liga que va a servir para los jóvenes, que nos vamos a poder mostrar y afianzarnos en la categoría. Además seguramente sirva para jugadores de la Liga Argentina o del Federal. Tratar de hacerla lo más competitiva posible, pero el nivel no va a ser el mismo. Y los extranjeros, que suelen potenciar la Liga, esta temporada va a ser muy duro poder traerlos. También está la Liga de Desarrollo. Para mi no se debería jugar, porque se han ido muchos jugadores, y ellos de la LDD podrían subir y tener minutos en Liga".

"No tuve ninguna oferta, aunque pensé en que podía aparecía algo para poder jugar afuera. Pero era complicado: el hecho de tener un contrato con Atenas, y entiendo también que el club no quiera apretarme porque puede pasar cualquier cosa y que después no pueda estar para la temporada de la Liga".

Rocamora y la LDD

"Irme a la Liga Argentina me sirvió muchísimo para seguir creciendo. Me sirvió por el hecho de salir de mi casa, de mi zona de confort. Fui a vivir solo, con un compañero en el departamento. Pude conocer otra forma de vivir, porque Concepción es más tranquilo que Córdoba. Fui a un club mucho más familiar, apegado, no sólo el presidente, sino hasta el último dirigente. Aparte, en ese momento, estaban Donald Sims y Juan Cantero en Atenas, entonces no había chance de pelear el puesto. Sims en esa temporada estaba a un nivel altísimo. Entonces era la LDD o alguna oportunidad en Liga Argentina. La LDD no tenía el nivel de sus principios, donde estaban Fjellerup, Whelan, Vaulet para Bahía, en Ciclista estaba Facu Corvalán, y creo que en los últimos años no le dieron la importancia que se merece. Por eso elegí irme a Rocamora, para adquirir contacto con los jugadores mayores, que tenían otro roce".

"Una de las cosas en la que ha decaído el nivel de la LDD es que los clubes, debido al contexto económico, no le dan las herramientas necesarias. Cuando nosotros la jugábamos, todos los equipos llevaban buena cantidad de jugadores a las giras. Hoy hay muchos equipos que no pueden llevar 10 jugadores en avión, porque hay que pagar los pasajes, la comida, es mucho. Entonces decae el nivel, porque no es lo mismo jugar con 10 o 12, que ir con 6, que jueguen los 40 minutos, arriesgando su salud, en una gira de tres partidos. Es una locura".

"Y después, cuánto tiempo tienen los jugadores para entrenar si van a la gira. Ellos van a jugar y nada mas, no tienen el tiempo necesario para entrenarse que es lo más importante a esa edad. Suponete: jugamos viernes y domingo nosotros en una gira en Corrientes, salimos el miércoles a la noche y llegamos el jueves al mediodía y ellos a la tarde ya están jugando, después de 12 horas de viaje. es una locura. Y a la mañana siguiente entrena la Liga, con la sesión de tiro o el scouting, y después a la tarde no hay cancha para que ellos entrenen. Por eso hoy en día no se si es tan favorable para los chicos el hecho de viajar y no poder entrenarse".

"Siempre pensé que los clubes formen una alianza con algún equipo de la liga Argentina, para que puedan usar los juveniles y se desarrollen ahí, de donde van a sacar provecho y aprovechar la buena cantidad de minutos, de viajes, y todo eso. Creo que Bahía Basket se había aliado con Viedma y le cedía los jugadores, y eso me parece que es más favorable y mejor para los más chicos".

Maxi Stanic y la temporada del Play-Out con Atenas

Atenas tiene una parada dificil ante Comunicaciones | Interbasquet ...

"Parte de mi forma de pensar se lo agradezco a Maxi Stanic. Él me explicó un montón de cosas cuando jugamos juntos acá en Atenas, la temporada que peleamos por no descender. Maxi esa temporada llegó a la mitad del torneo. Estábamos en un momento malo: peleábamos el descenso, no ganábamos, cambio de DT, cambio de jugadores, cambio de extranjero todos los días. Era complicado. En su momento él se lesionó y quedé solo como base. Tenía que comandar un equipo que estaban Nicolás Romano, Walter Hermann, Fernando Martina, y después extranjeros de calidad. Y era más difícil por la instancia de pelear el descenso".

"Eramos el único equipo que podía llevar a Atenas a la segunda división, cosa que no pasó nunca en la historia. Era un peso muy grande. Yo en mi cabeza pensaba ‘¿qué debe estar pensando Marcelo o Pichi?'. Nos debían ver jugar a nosotros y seguro se querían olvidar de haber jugado al básquet. Y Maxi en ese momento me ayudó mucho. Él, lesionado, estaba atrás del banco en el Cerutti, y yo tenía que me gritaba el entrenador, Bruno (Lábaque), a Nico Romano que me decía esto, a Walter (Herrmann), que me decía lo otro. Y yo escuchaba la voz de Maxi que me decía “vení, vení, vení, hacé esto, no le hagas caso a nadie”, y eso se lo agradezco mucho. La cabeza que tiene es tremenda, no solo por lo que dice, sino por lo que hace. Es un base distinto, tiene todo en al cabeza. El scouting lo tenía siempre en la cabeza".

Foto: La Liga Contenidos // Gentileza prensa Atenas