Pablo Montaña, presidente de Riachuelo, habló en UCU Radio para contar todo sobre el presente del equipo, que abrirá el partido inaugural de la Liga Nacional (martes 2 de noviembre) en el Superdomo ante el último campeón, San Lorenzo. Además, el dirigente contó los detalles de la preparación de la provincia para ese momento. Reviví la nota completa y las mejores frases:

«Pudimos encontrar el funcionamiento del equipo con pocos días de trabajo. El objetivo que buscábamos se cumplió, que era que los chicos se conozcan y el equipo comience a fusionarse y gracias a eso estamos en el lugar que estamos después del Súper 20. Uno siempre quiere ganar, no se pudo en esta oportunidad pero la tranquilidad de haberlo dado todo está«. 

«Con la llegada del extranjero estaríamos completos. Estamos conformes con el armado. Se ha hecho un gran trabajo y ahora hay que esperar a ver cómo se ensamblan los norteamericanos«. 

«La expectativa en la ciudad es muy grande. La ilusión de volver a tener básquet de la máxima categoría era un sueño y gracias a Dios se están dando las cosas como las teníamos planeadas, pero seguimos con los pies sobre la tierra«. 

«Hay que estar tranquilos, es muy lindo lo que está pasando pero si cae una pálida hay que estar preparados para eso también. Vamos a arrancar la venta de entradas el próximo martes, tenemos permitido un aforo del 50% de una capacidad para 14.000 personas, así que aproximadamente podremos contar con 7000 personas. Hemos dividido al estadio en platea alta y platea baja, con precios super accesibles».

«A partir de las 19 hs. vamos a arrancar. El playón del estadio es muy grande, haremos un show de bienvenida con bandas en vivo y un circo muy conocido en la provincia. Se va a vender indumentaria en la entrada. El ingreso al estadio va a ser con animación y la mascota. Tenemos preparado algo para los chicos con el reconocido cantante Sergio Galleguillo«. 

«Queremos que la gente vuelva a la cancha y disfrute de un espectáculo. Desde un comienzo el armado del plantel se hizo para eso más allá de ganar o perder, que se vayan con la sensación de que el equipo dejó todo. Queremos lograr la felicidad en el ambiente del básquet y al que no le guste, que se acerque y que los clubes de la provincia se vuelvan a llenar». 

Foto: Prensa Riachuelo / Facundo Romero – Jefe de Prensa

Artículo anteriorSergio Hernández: «Yo necesito el fuego interno para dirigir»
Artículo siguienteOsvaldo Bolmaro: «Ver a tu hijo en un equipo de la NBA es una felicidad»