(Foto: Diego Torres - Prensa Olímpico)

El conjunto bandeño se quedó con un atrapante duelo en su estadio al derrotar a Oberá por un ajustado 74 a 73, que le permitió volver al triunfo tras dos derrotas en fila y afronta con otras sensaciones la seguidilla de cinco partidos en el Vicente Rosales.

Con un rendimiento que fue mermando con el correr del juego, y un elenco misionero que cerca estuvo de ganar el segundo de la temporada, los de Leo Gutiérrez supieron manejar mejor los últimos minutos para llevarse el triunfo. Encontraron en Clark a un aliado desde la banca aportando conversiones en momentos clave y supieron aprovechar la buena efectividad de sus tiradores.

Para el dueño de casa, Guillermo Aliende fue el máximo anotador con 14 puntos, a lo que le sumó cinco rebotes e igual cantidad de asistencias. También fue destacable la tarea del capitán Santiago Arese, quien aportó desde todos los rubros positivos con ocho tantos, cuatro rebotes, dos asistencias, dos robos y una tapa en 25 minutos.

En el elenco del noreste argentino, Nicolás de los Santos fue la figura con 10 unidades y siete asistencias, seguido por los 12 puntos de Melvin Johnson. Además, Samuel Givens también cerró con 12 y Clint Robinson con 10.

El próximo compromiso para los bandeños será este miércoles a partir de las 21h cuando reciban en el Vicente Rosales a Boca, uno de los invictos de la competencia. Por el lado de Oberá, regresará a casa para enfrentar a Obras el mismo día y a la misma hora que el duelo de Olímpico.

Artículo anteriorGimnasia vapuleó a Platense en el Socios Fundadores
Artículo siguienteRegatas le ganó a Comunicaciones en su presentación como local