Foto: NBA

Poco menos de tres minutos habían pasado desde el salto inicial del segundo encuentro de las semifinales de la conferencia Oeste entre Golden State Warriors y Memphis Grizzlies, cuando sucedió una jugada tan innecesaria como sorpresiva. Dillon Brooks intentó cortar un doble sencillo de Gary Payton II. El golpe, totalmente fuera de lugar, provocó que el jugador de los de San Francisco cayera de mala manera.

Tras el juego, se confirmó que Payton había sufrido una fractura en su codo, por lo que se perderá varios juegos de la post temporada, significando una baja sensible para los de Steve Kerr. El entrenador fue contundente en sus declaraciones con el jugador en conferencia de prensa: «Es un chico que trabajó duro por 6 años para ganarse un lugar en esta liga… Llegamos a Playoffs, era el momento de su vida… No podés poner en riesgo la temporada de un jugador empujándolo en el aire. Eso no es juego físico, es juego sucio».

En la tarde del jueves se confirmó por parte de la NBA que Brooks recibirá tan solo un partido de suspensión tras haber recibido una flagrante 2 en ese encuentro; por lo cual se perderá el tercer encuentro de la semifinal.

Artículo anteriorYamila Ciucio:»Estamos muy entusiasmadas, lo vivimos como una final más»
Artículo siguienteBerazategui debutó con un triunfo en la Sudamericana