NEW YORK, NY - APRIL 2: (Photo by Tayfun Coskun/Anadolu Agency via Getty Images)

Los de New York adoptaron la filosofía que profesan muchas franquicias de la NBA; no jugársela. Es así que, al parecer, declinaron una propuesta posiblemente favorable.

Los Jazz les ofrecieron un trato claramente inconveniente -en lo que a la transacción se refiere- para los Knicks, pero que les hubiera permitido competir seriamente por un anillo. El mismo habría consistido en enviar a Donovan Mitchell a cambio de Obi Toppin, Immanuel Quickley, Evan Fournier, 6 primeras rondas de Draft, el Madison Square Garden y a Jerry Seinfeld (aunque lo parezca, no exageramos tanto).

A pesar de que sea totalmente excesivo el pedido de Utah, esto le permitiría quedarse con RJ. Barret -pedido explícito de NY- y lo estaría acompañado por Jalen Brunson, Julius Randle y Cam Reddish.

El planteo de regalar el futuro de la franquicia se desvanece al especular con que, de no perder a Mitchell en alguna agencia libre, seguirían teniendo un muy buen valor de reventa. El escolta solo tiene 25 años y es poco probable que su precio pase del planteado por Utah a menos de algunos buenos picks.

Es así que Los Knicks optan por la seguridad de no ser criticados por un mal trato ni competir por un anillo.

Nota: Manu Pérez
Instagram: Manuperez_24
Mail: manuelignacio_p@hotmail.com

Artículo anteriorPor primera vez la NBA supera los 10 mil millones en ingresos
Artículo siguienteSebastián González: «Esta liga me va a enriquecer como persona y profesional»