Ciclista 88-93 La Unión de Colón

El comienzo del partido fue parejo, ambos equipos sin gran efectividad lucharon más de lo que jugaron. Los de Tasso sacaron la primera ventaja de la noche (2-7) de la mano de Goncalves.

Luego, La Unión con Merlo en la conducción fue emparejando la situación y el juego se tornó de palo y palo. Promediando los ocho minutos, con buenas defensas y pudiendo correr la cancha los colonenses tuvieron un respiro en el tanteador tras un doble en soledad de Álvaro Merlo para poner a su equipo (14-21) y obligar a Tasso a solicitar minuto.

En el regreso de la charla, se vivió una lluvia de goles (Goncalves seis anotaciones consecutivas) y dos bombas de Fraga desde las dos esquinas para que el primero se cierre (23-27) para los de Bogliacino.

En el segundo segmento, los locales fueron los encargados de manejar las riendas. Ajustando atrás y siguiendo con la apuesta brasilera en el poste sacó réditos y empató el juego con un parcial de 4-0 en los primeros dos minutos. Esto llevó al entrenador visitante a pedir minutos para reordenar a los suyos con el juego igualado en 27.

Tras cinco minutos de idas y vueltas sin poder convertir ambos equipos estacionados en un 30 -31 parcial, La Unión volvió a encontrar el camino de la ventaja con Lambrisca y Merlo como estandartes, acompañado de Mendoza. El dueño de casa fue de atrás siempre con Goncalves lastimando hundido y una intervención de Paciotti igualó el juego y hasta se puso al frente, pero en la última pelota Crotti en soledad dejó el juego para los colonenses 38-40.

Luego del descanso largo, Guzmán rápidamente igualó el juego con un doble a distancia. Eso activó a Evans que en la siguiente apostó a su tiro de tres puntos y fue efectivo, igualmente no fue solo eso, sino que también alentó para que su equipo con una racha de 0-7 vuelva a tomar una distancia importante que llevó al entrenador local a frenar el juego (40-47).

En la vuelta a las acciones, el juninense cambió el foco, fue más agresivo atrás (como en buenos momentos del primer cuarto) y con Karel Guzmán como líder ofensivo se adueñó de los tiempos y el marcador (nueve puntos en el cuarto para el nacido en La Habana). Carreras fue su fiel perseguidor, el dominicano fue agrandando su casillero para llegar a 15. Pero, lejos de aplacarse la visita nuevamente encontró respuestas para su mal momento y un cierre favorable lo dejó a solamente tres puntos (65-62), donde mucho tuvo que ver la inyección anímica del juvenil Liprieri que ingresó para anular a Carreras y lo logró.

En el último periodo, Ciclista sin Laterza en cancha no encontró las chances y la buena toma de decisiones era escasa. La Unión volvió a poner el pecho y con el base Merlo primero (cuatro puntos seguidos) y el juvenil Liprieri después anotador de una bomba de la esquina y otra que casi fue de tres pero valió dos desde 45 grados llevó al equipo vestido de blanco a estar a siete (67-73).

Pero cuando Ciclista mandó a Laterza al rectángulo de juego y con Guzmán como eje del ataque la cosa tenía otro color. Aunque cabe mencionar el empuje atrás para hacer el trabajo sucio y adelante para disputar cada rebote ofensivo, con un lanzamiento libre del rosarino pivote y 4:00 para el final el juego estaba en tablas y abierto en un cierre para alquilar balcones en Junín (74-74).

En esos últimos cuatro para el final, el visitante pegó primero y con un parcial de 2-11, sacó una vantaja que a Ciclista le costó muy caro, Álvaro Merlo fue el gran encargado de manejar a su equipo (30 puntos, cinco asistencias y tres rebotes para él). Los de Tasso perdieron en el camino de la heróica a Guzmán, a Laterza y a pesar que acertó desde 6.75 con Paciotti encendido,  el tiempo junto con la anotación de los puntos desde la línea de libres terminó decretando un triunfo importante para la visita 88 – 93.

En el conjunto verdirrojo, Rodrigo Goncalves fue el más destacado con 25 y lo siguió Xavier Carreras con 17.

Informe: Prensa Ciclista


Deportivo Viedma 97-59 Temperley

El Depo Viedma se puso rápidamente al frente en el inicio. Con un goleo bien distribuido, se puso 14-6 en una ráfaga y sostuvo la diferencia prácticamente todo el cuarto. Temperley tuvo una mejora sobre el cierre y achicó antes del descanso (23-18).
En el arranque del segundo periodo, una bomba de Raúl Pelorosso puso a la visita a 4 (25-21), pero el Depo se reacomodó y recuperó la luz de la mano de Mariani y Franco (30-23). Luego de una serie de triples de ambos lados, el Depo lo cerró mejor y se fue a los vestuarios 42-36.
Viedma volvió del descanso con todo. Aplastó a Temperley con un parcial de 36-4 y prácticamente sentenció el duelo. Centeno y Mariani se destacaron en un equipo de gran tarea colectiva que, impulsado por el aliento de su hinchada, no le dio espacio al rival. Los rionegrinos se fueron al descanso con una diferencia lapidaria de 38 (78-40).
El último segmento fue un trámite. Viedma sostuvo los 38 de luz y aprovechó para sumen minutos los juveniles Jonathan Velázquez y Tomás Lenschow.
Ahora, el elenco rionegrino sale a buscar los puntos en la ruta. El jueves 8 visitará a Gimnasia y Esgrima en La Plata y el sábado 10 volverá a medirse con Temperley, pero en Buenos Aires.
 
Informe: Prensa Deportivo Viedma

Camino a Olavarría, el micro que trasportaba al plantel de Gimnasia sufrió la rotura de un neumático lo que provocó que el juego programado para las 21:30, primero se reprograme para las 22:00 y luego para las 22:15. Esto también forma parte de la historia del partido, porque indudablemente repercutió en el mismo.

Los primeros minutos del juego se vieron  dos equipos sin coordinación; sin ritmo, por momento, y con exceso de velocidad, en otros. En ese bullicio, el elenco platense se sentía más cómodo y le planteó un partido incomodo al Bata, que le costó enfocarse en el juego. Recién en los últimos dos minutos del cuarto inicial pudo adueñarse del marcador con una ráfaga de 9-0, para irse ganando 17 a 11.

En el inicio del segundo parcial una seguidilla de puntos de Estudiantes, incluido un triple de “Toti” Brocal – que destacamos porque fue el primero del Bata en seis intentos – pusieron arriba al local por diez. Cuando parecía que Estudiantes tomaba el control definitivo del juego, Gimnasia se puso a cinco y obligó a Juan Siemienczuk a pedir minuto. Tras el refresco de ideas, apareció nuevamente Brocal, desde los 6.75, para apagar la iniciativa del Lobo; el albinegro supo cerrarlo y se fue al descanso largo ganando 37 a 28.

Promediando el tercer cuarto, Gimnasia apoyándose en Sesto, Nazione y Villa volvió a limar la diferencia a cinco, pero nuevamente tras un tiempo muerto Estudiantes golpeó desde tercera dimensión. Tres triples consecutivos decretaron el knock-out de Gimnasia, que ya no tuvo resto para ir a buscar la victoria.

En el último segmento, con Gamazo dominando en la pintura y las penetraciones de Schoppler, Estudiantes fue encaminando el juego hacia una nueva victoria. El lunes recibirá al líder de la Conferencia Sur, Platense, y hay promesa de partidazo.

Informe: Prensa Estudiantes


Villa San Martín 95-88 Unión

El partido en los primeros minutos tenía a Villa San Martín mucho mejor, estando Agustín Carnovale como el mejor jugador dentro de un equipo que estaba muy efectivo desde el perímetro (16 – 5). Era un juego o más bien un cuarto muy positivo para el Tricolor, habiendo buenas performances ante un elenco santafesino que le costaba un poco poder jugar o acomodarse.

El periodo iba trascurriendo, los locales seguían más claros aunque Unión mínimamente podía marcar algo su juego, pero por suerte para los primeros la iniciativa la seguían teniendo (20–12). Fue un primer cuarto que terminó de forma favorable para Villa San Martín por 20 a 14.

El segundo periodo era muy cerrado, había grandes roces y obviamente se volvía un juego friccionado. La visita tenía otra cara con el correr de los minutos y sus principales vías de gol como Andrés Mariani y Gastón Torre desde la conducción daban otra cara al “Tatengue” para equilibrar mínimamente el score (26 – 21). Era un juego parejo con el correr de los minutos, los locales apostaban mucho a la velocidad y efectividad de Martín Cabrera que de alguna forma mantenía al equipo arriba en el score. Fueron trascurriendo los minutos y por suerte para Villa San Martín había grandes respuestas, como la del extranjero Paul Larsen y así seguir manteniendo la ventaja lograda desde los primeros minutos del juego (28 – 21). El cierre del cuarto mostraba a Unión decidido a todo o nada y así poder acortar la diferencia e ir al descanso largo con toda la esperanza de hacer otro partido. El segundo cuarto fue para Villa San Martín por 36 a 33.

El tercer acto nuevamente tuvo a Villa San Martín con mucha decisión en ofensiva, estando la dupla Alejo Toledo y Martín Cabrera como los mejores y los más claros. Parecía que el juego iba a definirse muy temprano y más aún por la distancia que había entre ambos desde el tablero (54 – 39). Pero fueron pasando los minutos y otra vez Unión podía levantar cabeza en su peor momento y el mejor de Villa San Martín. La efectividad del base Gastón Torre como el pilar de los santafesinos daban la esperanza de que todo iba a ser parejo hasta el final del juego.

El tercer periodo podía tal vez  haber cerrado con una ventaja importante par Villa San Martín pero el ritmo de juego o lo que dejaba ese periodo en materia de rendimiento por parte de ambos daban a entender que el juego estaba todavía para cualquiera. Ventaja para el Tricolor por 63 a 50.

El último acto encontraba a Unión de Santa Fe mucho mejor, aprovechando el buen momento de sus mejores hombres para comenzar a instalar otro partido (67 – 61). Los locales se veían sorprendidos por momentos pero por suerte para ellos pudieron contrarrestar la muy buena reacción de la visita, aunque el juego estaba para cualquiera.

Cada vez estaba más cerca la chicharra final y Villa San Martín podía aprovechar al máximo a sus hombres más determinantes, tal es el caso de Paul Larsen y todo su potencial en la zona pintada para ir definiendo lentamente el partido.

Y por suerte para el Tricolor, los conducidos por Gastón Castro cerraron el partido de forma muy correcta, obteniendo un triunfo fundamental y necesario luego de la derrota sufrida el último martes. Victoria para Villa San Martín sobre Unión de Santa Fe por 95 a 88 y todo volvió a la normalidad en la calle Saavedra.

Informe: Prensa Villa San Martín

Artículo anteriorGeffrard no sigue en Unión
Artículo siguienteBahía logró su cuarta victoria seguida