Ameghino 109-87 Talleres

Los villamarienses hicieron un gran juego colectivo y Pablo Castro encontró respuestas en el banco de suplentes cada vez que le hizo falta para sostener la ventaja, ya que estuvo al frente prácticamente durante todo el cotejo.

Juan Abeiro se cargó las ofensivas al hombro en los primeros minutos en Ameghino, mientras que Talleres también propuso mucha presencia en la zona pintada con sus dos extranjeros, Gaines y Valentine. No se lograban sacar diferencias hasta que el León se paró en zona, ajustó las líneas y pudo cerrarle los caminos a su rival. Así, pudo escaparse 19-14. De ahí hasta el cierre, vinieron cuatro triples consecutivos, dos por bando, para que el local quede arriba 25-20.

Ameghino desplegó una excelente defensa durante todo el segundo periodo, y a esto lo acompañó con una alta efectividad en lanzamientos. Abel Aristimuño clavó dos triples (iba 3 de 3) para darle la primera ventaja importante a Ameghino. Tras un tiempo muerto, la visita salió a presionar en zona toda la cancha, pero no pudo evitar que el local se siga escapando.

Con paciencia en ataque y un gran ingreso de Maximiliano Tamburini desde el banco, los dirigidos por Pablo Castro llevaron a diferencia a 13 puntos, con un Talleres que apenas había podido convertir seis puntos en más de siete minutos. Tras una breve interrupción por un corte de luz, nada cambió y Ameghino se fue al descanso largo 51-36.

Durante el primer tiempo, los villamarienses se pareciendo al equipo de la primera parte de la competencia, mostrando una defensa asfixiante, acompañado por un criterioso ataque de alta efectividad. El León se reencontró en este pasaje con su mejor versión.

El tercer cuarto fue desprolijo y con un ritmo muy vertiginoso. En ese contexto, la visita salió mejor parada, y logró recortar la diferencia a seis puntos, ante un Ameghino seco en ataque. Solórzano fue quien tomó la posta ofensiva en Talleres que, a base de triples, se puso a tiro para el último cuarto (73-67).

Gerónimo Volpato saltó desde el banco para desequilibrar en ataque, aportando puntos en los primeros minutos del último cuarto y con el rival parado en zona. Si bien el Léon logró recuperar una diferencia tranquilizadora de más de diez puntos, Talleres no se entregó y volvió a la carga una y otra vez. Un triple de Tamburini a falta de tres minutos puso 95-80 que prácticamente sentenció la historia, porque Ameghino pudo manejar los tiempos y cerrarlo con un amplio 109-87.

Ahora los dirigidos por Castro tendrán dos juegos como visitante, ante Unión y contra Echagüe, antes de volver a casa.

Informe: Prensa Ameghino


Parque Sur 64-55 Gimnasia LP

Parque Sur le ganó a Gimnasia por 64 a 55 en condición de local y logró su cuarta victoria en fila tras ganarle a Petrolero, Rocamora y Rivadavia las fechas anteriores.

En el ganador se destacaron Pablo Alderete con 18 puntos y 10 rebotes, Juan Boffeli, quien hizo su debut, con 11 puntos y 4 asistencias y Andrés Duval con 10 puntos.

En la visita, José Rodríguez Fuentes sumó 17 puntos y 6 rebotes, Brandon Nazione 12 puntos y 5 rebotes y Lisandro Villa 9 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias.

La próxima fecha, Parque Sur se enfrentará a Temperley en casa, mientras que Gimnasia chocará con Centro Español de visitante.

Foto: Archivo


Villa San Martín 70-67 Independiente

El arranque del partido marcaba una clara tendencia a favor de Villa San Martín, Agustín Carnovale era el hombre más importante dentro de un juego más que favorable y lo mejor era que el rival, en este caso Independiente, estaba en 0 (19–0). El partido tenía a los locales muy bien, sus hombres continuaban haciendo mucho daño en ataque y todo se hacía aún más fácil cuando Paul Larsen encontraba facilidades. Fue un período muy positivo para el “Tricolor” que lo cerró por 26 a 9.

El segundo acto marcaba la misma tendencia que el primero, la ventaja se mantenía y  había mucha tranquilidad en los conducidos por Gastón Castro, tal así que las respuestas también venían desde el banco de suplentes, donde el recambio brindaba el goleo necesario para seguir cómodos en el juego (37–15). Por el lado del rival, no había mucho que decir y destacar, aunque el equipo no bajaba los brazos. Fue para Villa San Martín por 43 a 23.

En el tercer periodo ocurría todo lo contrario a los anteriores, había un equipo de Independiente mucho más enchufado y con otra mentalidad. Lentamente los santiagueños empezaron a superar a un Villa San Martín que se lo veía confundido o sorprendido, pero lo mejor para los locales era que todavía seguían con ventaja, eso sí, mucho más ajustada (51–46). Era prácticamente otro partido, los locales ya no tenían más la misma claridad que el primer tiempo pero tuvo la suerte que en el final volvío a aparecer Paul Larsen para ir al último período con ventaja de 59 a 50.

El último chico fue el mejor de todos o el más dramático, por así decirlo. No había ningún tipo de ventajas. Todo indicaba que la definición se iba a dar en el final; y así fue, hubo cosas más que positivas para Villa San Martín como lo fue volver al triunfo luego de tres derrotas al hilo, buenos rendimientos por momentos de Carnovale, Diez, Ossela, Larsen y Cabrera, y lo negativo fue que la nueva ficha extranjera, Raymond Mitchell, no tuvo un buen juego, tuvo minutos pero no lo supo aprovechar, aunque éste fue su primer partido y al ser un hombre de otro país muchas veces cuesta la adaptación y otros factores. El resultado final fue para Villa San Martín sobre Independiente de Santiago del Estero por 70 a 67.

Informe: Prensa Villa San Martín

Artículo anteriorSe cierra la semana con cuatro juegos
Artículo siguienteLas Heras se impone ante Unión Florida