Parque Sur 86-70 Gimnasia LP

Parque Sur le ganó bien a Gimnasia de La Plata 86 a 70 en el Gigante en un triunfo que construyó desde el inicio y que mantuvo en todos los cuartos. Pablo Alderete fue el máximo anotador sureño con 16 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias. El equipo jugó bien y tuvo buenos rendimientos. El goleador del juego fue visitante: Dickerson sumó 28 tantos. Parque llegará en buena forma al clásico del viernes en el Paccagnella.

Parque Sur volvió a jugar bien el primer cuarto. Lo anuló a Gimnasia, corrió bien la cancha y moviendo la bola encontró algunos triples y a Harvey en el poste bajo. Se lo llevó 26-17 porque Cuello y el enorme La Bella achicaron cifras. Pero el 21-8 de los primeros 6′ de la noche obligaron al DT platense a parar el juego.

Otra vez fue Parque Sur el que dominó el segundo cuarto. Metido, asfixiando a su rival y jugando con Richard y Bolling manejando el equipo. Entonces volvió a tomar 15 puntos de ventaja. La zurda caliente de Gastón Sieiro desde larga distancia y un buen momento de Jerónimo Barón profundizaron los problemas triperos y le dieron más tranquilidad a otro buen primer tiempo sureño. Dickerson sacó la cara por los suyos y fue el destacado visitante en este cuarto. Un triple de Bolling cerró el 49 a 35 de los primeros veinte.

El partido tuvo media hora de retraso debido a que la delegación visitante llegó más tarde al estadio por la rotura de un neumático en el colectivo que los trasladó hasta nuestra ciudad.

El tercero siguió igual, el partido era entretenido y Parque Sur jugando bien mantenía la distancia, que llegó a ser de 19 puntos. Se fue 69 a 55. Mérito sureño esta noche repartiendo su goleo en varios jugadores. Del otro lado Dickerson era lo mejor y se encaminaba como la figura del encuentro.

En casi 5′ del último cuarto, Gimnasia metió un 8-3 y se puso a 9. Dickerson seguía sumando y si el Lobo quería discutir el triunfo este era el momento. Parque Sur tenía 3 puntos en 6 minutos y por primera vez en el juego le costó llegar al gol. Ahí Pablo Alderete respondió en su especialidad: el uno contra uno en la pintura para tomar aire, transformarse en la solución y no sufrir el cierre. Y así fue: Parque Sur ganó 86 a 70, jugando bien casi toda la noche para seguir creciendo, tener una semana tranquila y llegar al clásico de la mejor forma.4

Informe: Prensa Parque Sur


Ameghino 87-75 Sportivo América

Comenzaron los dos equipos algo peleados con el aro. El local insistiendo con meter la pelota al poste, y la visita con lanzamientos de tres puntos, ambos sin éxito, por eso tardaron dos minutos en convertir.

El primero en romper con la sequía fue Sportivo América, que ante un local parado en zona pudo ponerse 8 a 6 al frente transcurrido medio cuarto. De ahí en adelante fue todo del León. Ameghino logró correr y empezó a sentirse cómodo, logrando meter un parcial de 12 a 0, mientras en la visita seguían lloviendo lanzamientos de tres puntos, pero ninguno cayó dentro del aro (0 de 7) por lo que el local se llevó el cuarto por 18 a 8.

Ameghino siguió estirando la diferencia en el inicio del segundo chico. Un triple de Thygesen y otro de Simondi en forma consecutiva pusieron al León 33 a 17 ante un rival limitado y que mostró pocas variantes en ataque.

Además, cuando la visita se paró en zona, Simondi la castigó de inmediato con un triple para estirar a 20 la ventaja (42 a 22). Sin embargo, lejos de bajar los brazos, los rosarinos tuvieron un buen cierre de cuarto con un parcial de 7 a 9 que les permitió irse al descanso largo recortando la ventaja: 42-29.

La visita mostró su mejor versión en el tercer cuarto. En realidad, hasta que trascurrieron cinco minutos del parcial la ventaja de Ameghino no parecía correr demasiados riesgos, sostenida con triples de Marshall y Gaynor. El problema comenzó cuando los lanzamientos para el local no quisieron entrar y la visita entendió que el contragolpe era la mejor herramienta que tenía para ponerse en juego.

Así es como Sportivo América aprovechó el desconcierto del León y se llevó el cuarto por 21-25. Un triple de Abel Aristimuño sobre la chicharra le permitió su equipo tomar un poco de aire y terminar arriba 63-54. Con ocho puntos consecutivos de Sergio Rupil en el inicio de último chico (triple incluido) Ameghino estiró la diferencia a 13 y el DT de la visita decidió parar las acciones con un tiempo muerto para acomodar a sus dirigidos.

Los triples de Chervo no fueron suficientes para que Sportivo América pueda torcer el rumbo del encuentro a su favor, ya que Ameghino volvió a sentirse cómodo en la cancha y liquidó el partido corriendo y anotando rápido. El 87 a 75 le devolvió la sonrisa a Ameghino tras dos caídas y ahora intentará repetir cuando el lunes reciba a Oberá Tenis Club desde las 21:30.

Informe: Prensa Ameghino

Artículo anteriorJustin Tuoyo es nuevo extranjero de Atenas
Artículo siguiente«Estoy completamente seguro que no sucedió»