Rocamora 65-60 Obras

Las dirigidas por Laura González, con una sólida labor colectiva y una Camila Suárez en llamas (25 puntos), mostrando una presión sobre toda la cancha lograron su segunda victoria en casa por la tercera fecha de la Liga Femenina de Básquet.

La clave del triunfo estuvo desde el inicio del juego: Rocamora salió enchufado totalmente y decidido a ganarlo desde el primer minuto. Ante un Obras que no se lo iba a hacer fácil, recién en el final del segundo tiempo pudieron sacar una luz de ventaja (31-24).

En la segunda etapa Rocamora comenzó lentamente a llevarse por delante a su rival terminando el tercer cuarto (53-40), con un gran trabajo de Candela Ruffino (12 puntos) y Sabrina Scévola (9 rebotes).

Las Rojas solo se relajaron al final. Candela Ruffino se retiró por cinco faltas personales y sin altura en poste bajo las tacheras aprovecharon la oportunidad para ponerse a tiro, pero Rocamora siguió con solidez defensiva y con bastante eficacia a la hora de tirar al aro y liquidó la historia con un marcador de 65-60.

Informe: Prensa Rocamora

Artículo anterior«Empezamos a mirar para arriba»
Artículo siguienteTres triunfos locales y uno visitante