Los rusos han sido protagonistas de las competencias de básquetbol en el más alto nivel durante largo tiempo. Hay que tener en cuenta que la URSS se dividió dando origen a países nuevos como Rusia que ha sabido mantenerse entre los mejores de Europa, al igual que Lituania. Letonia, Estonia, Ucrania, Georgia compiten en un segundo nivel continental, mientras que  Kazajistán, Armenia, Bielorrusia, Uzbekistán y otros, están en un tercer escalón.

Rusia, luego de la separación de la URSS (1991) ha logrado ser medalla de plata en los Mundiales de 1994 y 1998. En el mundial de Canadá en 1994, compartió fase de grupos con Argentina derrotándolo 84-64. En ese torneo, Rusia superó a Croacia (donde jugaban Toni Kukoc, Dino Radja y Stojan Vrankovic, entre otros) en semifinales (66-64) y terminó cayendo en el juego decisivo ante USA (137-91). El entrenador actual de Rusia, Sergei Bazarevich, era una de las figuras de aquel equipo que cayó derrotado de manera contundente ante el poderío de Reggie Miller, Shaquillle O´Neal y compañía.

En Grecia 1998, los rusos volvieron a hacer ruido en el Mundial, venciendo en 4tos de final a sus ex compatriotas de Lituania (82-67) y luego en semifinales a Estados Unidos –sin jugadores NBA- (66-64), aunque terminaron con sabor agridulce tras caer en la final ante Yugoslavia (64-62) donde brilló un tal Dejan Bodiroga y el actual DT serbio Alexsandar Djordevic.

En Rusia, brillaban Vasily Karasev (padre Sergei Karasev mundialista en esta edición), Serguei Babkov y Mikhail Mikhailov.

También Rusia tuvo participación en Indanápolis 2002 (10° puesto) y en Turquía 2010 (7° puesto) pero estuvo ausente en Japón 2006 y en España 2014.

Rusia tuvo un duro camino hacia China cayendo derrotado en cuatro de sus siete primeras presentaciones en el clasificatorio ante Bosnia (81-76), Francia x 2 (75-74 y 84-78) y República Checa (80-78) pero luego acomodó las cosas con cinco triunfos en filas cerrando un récord de 8PG-4PP.

Curiosamente, sus líderes Khvostov y Kulagin no están en China por lesión. Además, perdió a tres figuras que hubieran cambiado el panorama de los dirigidos por Bazarevich: Alexey Svhed, Timofey Mozgov y Joel Bolomboy,  también por problemas físicos. Si bien los tres habían tenido poca participación en las ventanas por sus compromisos con sus clubes, se esperaba mucho de ellos para esta competencia mundialista.

Detrás de Khvostov y Kulagin, aparecen como destacados estadísticos en el clasificatorio, cuatro que sí estarán en el Mundial: Fridzon (10,7p 3,3reb 1,9as), Zubkov (10,2p 5,7reb), Vorontsevich (10,8p 6,8reb 5as) y Karasev (11p 3,3reb 1,9as).

La dupla de bases rusos es quizás su punto más flojo con Sopin y Baburin con la misión de ordenar el equipo pero con limitaciones para competir en el alto nivel mundial y forzados a asumir la responsabilidad ante las ausencias de Shved, Khovstov y Kulagin.

Vitaly Fridzon, Grigory Motovilov y Sergey Karasev como escoltas tienen con qué preocupar desde el lanzamiento y generación.

Ivlev y Antonov son aleros fuertes que permiten cambiar defensivamente con los ala-pivotes.

Andrei Zubkov, Andrei Vorontsevich y Nikita Kurbanov son tres ala-pivotes con talento y fortaleza para castigar a cualquier rival. Zubkov lo hace en el 1×1 tanto de frente como de espaldas, mientras Kurbanov puede ir al poste bajo o lanzar de 3pts; y Vorontsevich es letal desde la larga distancia y es un buen pasador interior.

La defensa física, una buena estructura táctica promovida por Bazarevich y un interesante poderío en el alto-bajo castigando con sus postes si hay espacios o con lanzamiento de sus ala-pivotes si hubiera congestión.

Disciplinados, sin presiones, con un buen entrenador, buscarán sorprender una vez más y meterse entre los mejores del mundial, aunque su talento no le sobra para garantizarse ese protagonismo.

En el clasificatorio fueron el 4° mejor % de triples (38,3%) y 3° en el total de conversiones (9,9 por juego)

Habrá que intentar subirles el ritmo ya que en el estacionado saben aprovechar muy bien las diferencias físicas en las posiciones del 3,4 y 5.

En el mundial lleva dos triunfos. 82-77 ante Nigeria en el debut y 87-73 a Corea en la 2ª jornada. Vorontsevich (13,5 pts 4,5reb 3,5as), Zubkov (11,5 pts 4reb 2,5as), Kurbanov (8,5 pts 7reb 5,5as) y Kulagin (13,5 pts 2,5as) y Fridzon (12 pts 3,5as) son los de mejores estadísticas en este Rusia que promedia 49% de 2 pts y 38% de 3pts en el torneo.
Si bien las ausencias de Shved, Khvostov, D Kulagin, Mozgov y otros mermaron el talento a disposición, Bazarevich (DT) ha generado una disciplina táctica y una idea sólida que buscará seguir sosteniendo ante Argentina.

 Fortalezas

 1. Juego estacionado a partir del Alto-Bajo

2. Salidas Tirador + pick and roll Kulagin-Fridzon

3. Talla + tiro + poste bajo de los ala-pivotes Kurbanov-Vorontsevich-Zubkov

4. Disciplina táctica

5. Defensa física

Debilidades:

1. Regresos defensivos

2. Falta de generación en el perímetro

3. Sus bases eran Shved, Khvostov y Dimitry Kulagin, que no estarán por lesión. Mikhail Kulagin, Baburin y Sopin no tienen la jerarquía de los ausentes.

AMISTOSOS

28/8 Victoria vs España: 74-55

27/08 Derrota vs Argentina: 74-55

18/08 Victoria vs Finlandia: 81-67

17/08 Derrota vs Lituania: 88-72

09/08 Victoria vs Italia: 72-70

08/08 Victoria vs Venezuela: 69-54

04/08 Derrota vs Irán: 91-84

Partidos del Mundial

– Victoria ante Nigeria: 82-77
– Victoria ante Corea: 87-73

Informe por @lecturadejuego
Foto: FIBA

Artículo anteriorNéstor García: «Hemos hecho un trabajo de mentalización increíble»
Artículo siguienteAnderson Varejao: «Ganamos un juego que nadie creía»