Foto: FIBA

En un partido muy parejo, Australia ganó su segundo partido de la primera ronda ante Senegal por 81-68 y quedó a un paso de la clasificación a la segunda instancia. Joe Ingles quedó a un paso de hacer historia: le faltó una asistencia para convertirse en el primer jugador de la historia en hacer un triple-doble en un Mundial.

Los comandados por Andrej Lemanis tuvieron que sufrir a un intenso Senegal durante la primera mitad, equipo que en ningún momento permitió al país de Oceanía tomar una ventaja considerable. Recién después del descanso largo Australia pudo sacar a relucir su experiencia y quedarse con el tercer capítulo 24-17, para comenzar a allanar el camino hacia la victoria, entrando a los últimos 10 minutos 60-50 arriba.

Cuando promediaba el último cuarto, los africanos se acercaron a cinco, 64-59, pero los australianos demostraron que son candidatos, y no tuvieron problemas para cerrar el cuarto de forma brillante, controlando las acciones y manejando los hilos del cierre del partido. 81-68 final, y a un paso de la clasificación.

Patty Mills fue el máximo artillero de la noche con 22 unidades, pero todos los laureles se los quedó Joe Ingles, que sumó 17 puntos, 10 rebotes y 9 asistencias, quedándose al borde del primer triple-doble de la historia mundialista. En Senegal, el más destacado fue Xane Dalmeida, que anotó 14 puntos, seguido de Ndour y Ndoye con 13 cada uno.

Lo mejor de Ingles

Senegal cerrará su participación el jueves desde las 4:30 ante Canadá, y Australia enfrentará a Lituania desde las 8:30, en un duelo decisivo de cara a la segunda ronda de China 2019.

Nota: ucuweb
Foto: FIBA