Olímpico arrancó la Liga Sudamericana 2019 con una complicada victoria ante Leones de Quilpué por 82-75. El equipo santiagueño tuvo una gran noche desde tres puntos (15 de 26) y desde allí pudo construir su triunfo en su debut en el Grupo C..

El Negro arrancó desconcentrado y cayó en la trampa defensiva del conjunto chileno, que fue sólido defendiendo su tablero y agresivo en ataque para tomar el control del tanteador. Al Negro le costó entrar en sintonía, pero pudo achicar hasta ponerse arriba por la mínima promediando el segundo segmento, sin embargo le duró poco. De la mano de un Dodson encendido con 14 puntos en el primer tiempo, Leones se fue al descanso arriba por 40-37. Olímpico mostró en Lucas Ortiz a su mejor hombre con 12 tantos.

En el tercer cuarto el Negro bandeño mostró más agresividad en los dos cestos; Gutiérrez ajustó con cuatro perimetrales y un interno y eso le dio más dinámica en ofensiva. Promediando el segmento y a fuerza de cinco bombazos de tres puntos (dos de Aliende y tres de Guzmán) tomó el control del marcador 59-55 de cara al último período.

El último cuarto fue palo y palo, con dos equipos que buscaban la victoria con agresividad. Dodson volvió a aparecer para Leones capitalizando perdidas del local. Pero Olímpico tuvo en Lucas Ortiz a su hombre clave. El escolta se despachó con dos bombazos de tres puntos y una asistencia para Tintorelli. El Negro se quedó con el triunfo por 82-75 y a pensar en Malvín, su rival de este miércoles a las 21.30.

Estadísticas completas del juego

Victoria brasileña

El partido que le dio el salto inicial al Grupo C fue el que protagonizaron Pinheiros y Malvín. Allí el elenco brasileño se impuso por 71-59 y lidera la zona junto al Negro bandeño.

Cabe recordar que los dos primeros del grupo avanzan a los cuadrangulares semifinales de la Liga Sudamericana.

Fuente: Diario Panorama

Foto: Diego Torres – Somos Deporte

Artículo anteriorFerro venció a Platense y lidera el Grupo C
Artículo siguienteSan Lorenzo aplastó a Bahía Basket